Jueves, 25 de abril, 2019 | 8:51 am

La crisis azota en la universidad de Nicaragua

Decenas de estudiantes  han muerto en protestas callejeras.
Decenas de estudiantes han muerto en protestas callejeras.


MANAGUA, NICARAGUA.- Los estudiantes de la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), la más grande del país, desconocieron ayer a sus autoridades y las llamaron “usurpadores”, por ocupar cargos vencidos.

El desconocimiento de Ramona Rodríguez como rectora y Jaime López Lowery como vicerrector, cuyo periodo legal terminó el 27 de junio pasado, se da en medio de la crisis sociopolítica que envuelve a Nicaragua, en la que los estudiantes universitarios son protagonistas, porque decenas de ellos han muerto en protestas contra el presidente Daniel Ortega.

La relación entre alumnos y autoridades de la UNAN-Managua, que ya estaba fracturada, se rompió de forma definitiva el 13 de julio paLos estudiantes ratificaron el “llamado de desobediencia estudiantil en todas las universidades públicas del país”, que incluye el negarse a volver a clases “mientras sigan los despidos injustificados y no se devuelvan las plazas de trabajo” a los trabajadores destituidos.

Rodríguez y López son señalados de sacrificar la autonomía universitaria para favorecer los intereses del Gobierno de Ortega.

Los despidos masivos de maestros ocurrieron a partir del lunes, cuando las autoridades de la UNAN-Managua reiniciaron las labores administrativas, suspendidas en abril pasado, a causa del estallido social en Nicaragua.

Los estudiantes ratificaron el “llamado de desobediencia estudiantil en todas las universidades públicas del país”, que incluye el negarse a volver a clases “mientras sigan los despidos injustificados y no se devuelvan las plazas de trabajo” a los trabajadores destituidos.

Rodríguez y López son señalados de sacrificar la autonomía universitaria para favorecer los intereses del Gobierno de Ortega.

Las protestas en Nicaragua y comenzaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murrilo, después de once años en el poder.

Reconocimiento

— Víctimas
Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que, según la oposición y diversos organismos internacionales, ha dejado entre 317 y 448 muertos. La administración de Daniel Ortega, reconoce solo 198 víctimas.