La canciller Angela Merkel dice que no será candidata en 2021

La canciller Angela Merkel dice que no será candidata en 2021

La canciller Angela Merkel dice que no será candidata en 2021

Angela Merkel. AFP

BERLÍN.– Angela Merkel activó el lunes lo que podría ser una cuenta regresiva de tres años hacia el final de su mandato en Alemania, un periodo que la ha convertido en la líder más longeva a la Unión Europea y en figura clave de las varias crisis del continente.

Merkel anunció que dejará el liderazgo de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU por sus siglas en alemán), y que no se postulará para un quinto periodo como canciller, lo que marca el principio del fin del cargo para la mujer que ha sido etiquetada por muchos como la «líder del mundo libre».

Es un título al que ella misma se oponía, pues decía que el liderazgo nunca depende de una persona o país. Pero ha sido una defensora incondicional de la democracia occidental a través de tiempos turbulentos, incluida la crisis de deuda europea, el influjo de migrantes de 2015, la decisión de Gran Bretaña de salirse de la Unión Europa y las crecientes tensiones comerciales con Estados Unidos.

Con su anuncio, indicó que no tiene intención de eludir los «grandes retos de política exterior» que se avecinan, e insinuó que, al quitar la interrogante sobre su futuro del panorama, su a veces resentida coalición podrá gobernar mejor.

«Con esta decisión, intento contribuir a permitir que el gobierno concentre su fuerza, finalmente, en gobernar bien… y la gente exige eso con razón», dijo Merkel.

Merkel, de 64 años, ha estado al frente de su partido conservador desde 2000, y de Alemania desde 2005. Gobierna Alemania bajo el amparo de una «gran coalición» formada por lo que tradicionalmente eran los partidos más importantes del país: el CDU, la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) y los Socialdemócratas de centroizquierda.

Su anuncio lo hizo un día después de que los votantes castigaran tanto a la CDU como a los Socialdemócratas en una elección en el estado central de Hesse dos semanas después de una debacle similar para el CSU y Socialdemócratas en Baviera.

Muchos en Europa también han volteado a ver a Merkel cuando el presidente de Estados Unidos Donald Trump ha cuestionado cada vez más los lazos tradicionales trasatlánticos con sus anuncios sobre aranceles comerciales, la reiterada crítica de las contribuciones europeas a la OTAN y otros temas. Merkel ha caminado en la cuerda floja, criticando las decisiones de Trump mientras enfatiza que una buena relación con Washington es «central» para su gobierno.

Merkel dice que ve «muchas más oportunidades que riesgos para nuestro país, el gobierno alemán y también mi partido» al establecer una transición de poder.

Agregó que espera abrir el camino para un «nuevo éxito para la CDU» al permitirle preparar su salida como canciller y que no interferirá con la decisión de quién será su sucesor.



Avatar

AP

Noticias Relacionadas