Josh Hamilton acusado formalmente por golpear a su hija

286
Josh Hamilton. AP

FORT WORTH, Texas — La ex estrella de los Texas Rangers, Josh Hamilton, fue acusado del delito grave de lesionar a un menor de edad, luego de que su hija adolescente lo acusó de golpearla.

Un gran jurado del Tarrant Couny acusó formalmente el lunes a Hamilton, de 38 años, y quien permanece en libertad tras pagar una fianza de $30,000, luego de entregarse a las autoridades el pasado 30 de octubre. De ser condenado, Hamilton enfrentaría una pena de dos a 10 años en prisión.

Los abogados de Hamilton indican que el miembro del Salón de la Fama de los Rangers es inocente. Su hija de 14 años le dijo a su madre y ex esposa de Hamilton, que su padre la golpeó luego de enojarse por un comentario que hizo su hija.

De acuerdo a una declaración jurada de un detective del Departamento de Policia de Keller, la hija de Hamilton dijo a la policía que su papá se enojó con ella el 30 de septiembre. Relató que hizo un comentario que molestó a Hamilton, quien le lanzó una botella de agua, la golpeó en el pecho y le gritó con groserías.

La hija relató que su papá jaló la silla donde ella tenía sus pies y la rompió la lanzarla lejos. Aclaró que no la golpeó, pero que la tomó de los hombros y la levantó de la silla donde estaba sentada y cayó al piso. Hamilton volvió a levantarla, la lanzó en hombros y la llevó a su recámara.

La adolescente dijo que en ese momento, le decía a Hamilton, “Lo siento”. Al llegar a la puerta de la recámara, Hamilton la lanzó a la cama, presionó su cabeza contra el colchón y comenzó a golpear sus piernas con mano abierta y el puño según relató su hija.

La adolescente dijo que, luego de que terminó de golpearla, su papá le dijo, “Espero que te pares enfrente del pin*** juez y le digas el terrible papá que soy, para que no tenga que verte más y no tengas que venir a mi casa otra vez”.

Cuando dejó la habitación, la adolescente indicó que Hamilton le dijo que recogiera sus cosas para ir a la escuela. Cuando ella le dijo que ya estaban en el auto, él respondió, “Bueno, ¿no eres la hija perfecta?”.

Luego de que Hamilton fue la primera selección global colegial en el draft amateur de 1999 por Tampa Bay, su carrera quedó casi destruida por la cocaína y el alcohol.

Regresó al beisbol con los Cincinnati Reds y debutó en Grandes Ligas en 2007, cuando conectó 19 jonrones en 90 juegos antes de ser cambiado a los Rangers. Fue parte de los únicos equipos de Texas que llegaron a la Serie Mundial en 2010 y 2011 y fue al Juego de Estrellas en cinco temporadas consecutivas.

Hamilton dejó a los Rangers en la agencia libre, tras firmar por cinco años y $125 millones con Los Angeles Angels antes de la temporada 2013.

Se recuperaba de una cirugía en el hombro cuando los Angeles lo cambiaron de vuelta a Texas en 2015, luego de dos temporadas plagadas de lesiones. Jugó en 50 partidos para Texas en 2015, pero luego de someterse a tres operaciones más, no ha podido regresar al beisbol.

 

-- publicidad --