Jorge Mateo aprendió la lección; prospectos deben ver su ejemplo

Jorge Mateo aprendió la lección; prospectos deben ver su ejemplo

Jorge Mateo aprendió la lección; prospectos deben ver su ejemplo

Juan Mercado

Aunque sin hacer muchos ruidos, el dominicano Jorge Mateo está haciendo un gran trabajo para los Orioles de Baltimore, que han resucitado este año, con marca positiva de 71-63. Mateo se líder de estafas (30) y segundo en triples (6) en la Liga Americana.

A pesar de que su promedio de bateo es bajo (.227), ha conectado 39 extrabases (21 dobles, 6 triples y 12 jonrones), con 45 empujadas.

Ese aporte ofensivo se complementa con una gran actuación defensiva en las paradas cortas que lo conierten en un jugador impactante, participando en 125 de los 134 juegos que han efectuado los Orioles.

El buen desempeño de Mateo fue proyectado por los expertos desde que era novato en el sistema de fincas de los Yanquis, pero por un exabrupto suyo lo ejecutivos neoyorquinos lo hicieron caer desde lo más alto al abismo.
En 2015, Mateo disfrutó de una gran campaña entre clase “A” media y clase “A” avanzada con los Yanquis, bateando .278, siendo lo más notable que se estafó 82 bases.

La publicidad que ganó en 2015 lo llevó a creerse la “movie” de estar súper cotizado como prospecto con los Yanquis y en 2016 no hubo quien lo aguantara. Incluso, se molestó porque subieron a doble “A” a su compatriota Miguel Andújar y no a él, y eso lógicamente no le gustó a los ejecutivos de los Yanquis, que lo suspendieron por dos semanas por violar la política del equipo.

El castigo fue tan fuerte que se extendió hasta prohibirle participar, luego de ser seleccionado, en el Juego de las Futuras Estrellas que ese año se celebró en San Diego.

En 2017, los Yanquis lo incluyeron en un cambio con Oakland por el lanzador Sonny Gray. Con los Atléticos la carrera de Mateo se apagó hasta el punto que lo cambiaron a San Diego en 2020 por un jugador a ser nombrado más tarde.

En 2021, los Padres lo dejaron en libertad, siendo reclamado por los Orioles, donde su carera encontró nueva vida. Es bueno que los prospectos jóvenes conozcan sobre estos casos, para que no se equivoquen pensando que por estar bien valorados durante su desarrollo, pueden hacer lo que quieran en sus organizaciones.



Juan Mercado

Noticias Relacionadas