Joe Biden busca mejor trato Casa Blanca y deportes

El presidente. Busca que los deportistas sean aliados de la Casa Blanca. La relación. Era un desastre en la era de Donald Trump.

35
Joe Biden

Washington.-Una carrera de 36 años en el Senado y dos periodos como vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden ha considerado a los atletas y las competencias deportivas como fuentes de virtud, elevación y la consecución de un terreno común entre polos opuestos.

Biden ha dado crédito al mundo deportivo por haberle conferido la confianza suficiente para superar su trastorno de tartamudez y, en ocasiones, darle a su familia un refugio para ayudarles a sanar y superar sus dificultades.

Como presidente número 46 de Estados Unidos, la visión sentimental que tiene Biden sobre los atletas, junto con sus promesas de conducir a la nación para superar las divisiones políticas le debería colocar en una posición adecuada para reparar la tensa relación entre la Casa Blanca y la mayoría de los miembros del ámbito deportivo.

Buscará a las figuras
“Ciertamente, [Biden] buscará al deporte y las figuras deportivas para ayudarnos a volver a alinearnos como estadounidenses”, expresó a ESPN Francis Biden, hermano menor del presidente electo.

Joe Biden considera al deporte como “uno de los elementos centrales que nos ayudan a estrechar lazos como ciudadanos estadounidenses”, prosiguió Francis.

Sin embargo, las profundas divisiones que marcan a Estados Unidos, y que han existido incluso antes que el presidente Donald Trump pasara su periodo de cuatro años utilizando el deporte para antagonizar a su base política, pondrán a prueba las aspiraciones de Biden.

Trump trajo a la presidencia una realidad divergente en torno al mundo deportivo: el apasionado jugador de golf era frecuentemente acompañado en la cancha por atletas, asistió regularmente a eventos deportivos y otorgó la Medalla Presidencial de la Libertad a 14 atletas, incluyendo este mes a los golfistas Annika Sörenstam y Gary Player.

Sin embargo, durante la presidencia de Trump, las visitas protocolares de los campeones a la Casa Blanca se transformaron, pasando de ser un honor nacional a una prueba de afiliación política.

Los equipos siguieron asistiendo al 1600 de la Avenida Pennsylvania; sin embargo, algunos atletas como el base de los Golden Stephen Curry y la estrella del fútbol Megan Rapinoe declararon públicamente su negativa a acudir.

Ataque al Capitolio

— La negativa
Luego del ataque al Capitolio estadounidense, ocurrido el pasado 6 de enero, el entrenador de los New England Patriots Bill Belichick, amigo de Trump por largo tiempo,declinó recibir la Medalla Presidencial de la Libertad.

*Por Michael A. Fletcher

-- publicidad --