Iván Ogando: “La JCE se juega su última carta de credibilidad” - El Día Nacionales

Iván Ogando: “La JCE se juega su última carta de credibilidad”

Iván Ogando: “La JCE se juega su última carta de credibilidad”

Iván Ogando, director ejecutivo de Flacso-RD, advirtió que las últimas encuestas vaticinan una etapa de sustitución del liderazgo político. elieser tapia

SANTO DOMINGO.-El director ejecutivo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) en República Dominicana, Iván Ogando, advirtió que otro fracaso de las elecciones municipales sería devastador para la credibilidad de la sociedad en el sistema político dominicano.

Ogando explicó que la Junta Central Electoral (JCE) estaría jugando su última carta de credibilidad con las elecciones extraordinarias pautadas para el próximo domingo y, de no hacer un buen papel los comicios congresuales y presidenciales de mayo, no serían creíbles.

“Sería devastador para la sociedad otra suspensión. No creo que esté en el mejor interés de nadie que no haya elecciones el 15 de marzo independientemente de las circunstancias, pero puede haber sectores interesados en el caos. Sin embargo, tendrían una victoria pírrica”, aseguró Ogando.

El economista indicó que las elecciones extraordinarias son la oportunidad que tiene la JCE para reivindicarse, independientemente de lo que haya ocurrido el pasado 16 de febrero cuando fueron suspendidos los comicios.

“Eso de alguna manera daría pie para que cualquier sector pueda promover desórdenes y sacar de contexto las propuestas. Podemos caer en un caos de dimensiones imponderables”, aseguró.

Agregó que, ante dicha situación, es oportuno apostar a la cordura de las partes que asumieron el llamado al diálogo para buscar una solución ante la crisis producida tras la suspensión de las elecciones del pasado 16 de febrero en el país.

Movilizaciones

El director de Flacso-RD manifestó que en la actualidad el país vive una coyuntura particular que lo conduce hacía el umbral de una nueva etapa de sustitución del liderazgo político, el cual ha estado acompañado del surgimiento espontáneo de protestas por parte de los movimientos sociales encabezados por jóvenes.

“Sabemos que los liderazgos políticos aquí nunca se retiran, pero sí habrá a partir de agosto una nueva etapa de liderazgo desde el Estado. Eso es lo que indican las encuestas”, explicó.

Agregó que en el plano social, el elemento más relevante ha sido el surgimiento de protestas iniciadas por un grupo de jóvenes que han viralizado sus reclamos y contagiado a otros sectores que se creían apáticos a la situación política y social del país.

“Las protestas iniciadas por un grupo de jóvenes que se han vuelto más virales que el coronavirus, contagió positivamente a otros sectores de la juventud que antes creíamos apáticos, pasivos y desvinculados de la situación política y social de la República Dominicana”, aseveró Ogando.

Añadió que estas manifestaciones han tenido sus precedentes en otros movimientos en los que grupos han tenido gran dinamismo como en los casos de Loma Miranda, la cementera en Los Haitises, Marcha Verde y el 4% para la Educación, los cuales se han caracterizado por tener en sus filas a jóvenes procedentes de los sectores urbanos y de la clase media.

Explicó que esas movilizaciones marcan un hito en la historia política debido a que los jóvenes que la componen, independientemente de las diferentes agendas de cada movimiento, el común denominador es que se propugna por una nueva cultura política en el país, de lo cual el denominado “Trabucazo 2020”, realizado el pasado 27 de febrero en la Plaza de la Bandera, ha sido la excepción.

“Este movimiento es una nueva forma de reivindicación. Daba gusto ver en la Plaza de la Bandera a jóvenes voluntarios de todas las clases sociales recogiendo las botellas y los desperdicios. Eso, a mí, que vengo de una generación parecida, me produce una envidia sana”, señaló.

El representante de Flacso en el país ponderó que esos movimientos se han presentado a raíz de demandas sociales y no económicas como en otros países, las cuales han culminado en violencia.

Civismo

Explicó que este último movimiento, el cual se ha expresado tras la suspensión de las elecciones municipales, ha tenido la preocupación explícita de civismo y pacifismo, tomando fuerza tras el lanzamiento de bombas lacrimógenas, advirtiendo que “la represión en contra de las movilizaciones pacíficas es como intentar apagar fuego con gasolina”.

“Estas protestas propugnan una forma diferente de hacer política con menos clientelismo y con políticas públicas más solidas, además del tema de la corrupción y la impunidad”, dijo Iván Ogando.

Advirtió que en todo movimiento siempre existirán sectores que buscarán capitalizarlos en función de sus intereses políticos, a través de los cuales se canalizan insatisfacciones, que de una manera u otra, van en contra del poder.

Precisó que todo movimiento que no cuente con un liderazgo visible e ideología corre el riesgo de diluirse en el tiempo.

“Lo particular en los movimientos sociales es que tengan objetivos claros y que podamos en función de ellos poder refrendar si hubo éxito o no”, indicó.

Iván Ogando aseveró que el proceso de erosión institucional que ha sufrido el país, sumado a la falta de concertación por parte de los actores políticos partidarios, ha contribuido a la propagación de los males.

Ogando aconsejó que se debe apostar a la cordura del liderazgo que asume el llamado a diálogo para que se lleve a un acuerdo por elecciones limpias y transparentes.



Joan Vargas

Joan Vargas