Viernes, 18 de octubre, 2019 | 8:10 pm

Intrusismo en sector salud coloca en riesgo a la población

Médicos les preocupa esta práctica y temen por los pacientes

26v 07-1,p01


Santo Domingo.-El intrusismo es una figura que las personas que asisten a un centro de salud público o privado deben detectar, para que no pongan en riesgo su vida o la de sus seres queridos.

Con este término se considera el ejercicio fraudulento de una profesión sin la titulación necesaria y que puede constituir delito.

Esta situación afecta a los médicos que decidieron hacer una especialización en el área de su elección y para esto duran de dos a tres años más en su formación.

De acuerdo a Otoniel Díaz, presidente de la Sociedad Dominicana de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética, un profesional formado y capacitado no le da la espalda a su paciente frente a una eventualidad, sino que le acompaña durante todo el proceso.

Denuncia

“Nosotros hemos venido denunciando la práctica del intrusismo profesional, personas que no están calificadas ni entrenadas para realizar el ejercicio profesional y nunca antes se nos prestó atención hasta ahora”, señaló Díaz. Llamó a los interesados en desempeñar el ejercicio de esa o cualquier otra profesión a realizar el entrenamiento formal.

En el caso de la cirugía plástica, citó que tarda dos años de cirugía general y tres años de cirugía plástica en un hospital docente con aval universitario y reconocido por el sistema nacional de residencias médicas.

Los cardiólogos

Carmen Encarnación, presidenta de la Sociedad Dominicana de Cardiología, explicó que las especialidades médicas tienen una razón de ser y es que esta formación les permite tener un adecuado conocimiento, en este caso en Cardiología, y realizar un adecuado abordaje del paciente a fin de llegar a un acertado diagnóstico y apropiado tratamiento.

“Si un paciente es manejado de una afección con un médico no cardiólogo este corre el riesgo de no resolver su situación de salud y se corre el riesgo de presentar complicaciones”, dijo.

La otorrinolaringóloga Yanci Acosta expresó que en muchas ocasiones las personas que se dedican al intrusismo ofertan a los pacientes tarifas populares para sus servicios.

“En eso cae el paciente desesperado por su situación médica”, aseveró.

Lamentó que ante esta situación los pacientes terminan exponiéndose a muchas complicaciones que pueden terminar con sus vidas.