Jueves, 18 de julio, 2019 | 8:20 am

Industria local estancada por trabas burocráticas y competencia desleal

Demanda. Sector aboga por facilidades para el intercambio comercial y aplicación de normativas regulatorias. Planes. Buscan fortalecer relaciones comerciales Haití con nuevas reglas.

Circe Almánzar,  José Alfredo Corripio  y  Celso Juan Marranzini durante el Almuerzo Semanal  del Grupo  de Comunicaciones Corripio.     José de León
Circe Almánzar, José Alfredo Corripio y Celso Juan Marranzini durante el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio. José de León


SANTO DOMINGO.-La industria local está estancada desde hace varios años, porque no ha logrado crecer al ritmo del producto interno bruto, inducida por las trabas burocráticas y barreras no arancelarias para la expansión del mercado, como también la competencia desleal.

De acuerdo a Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industria de la República Dominicana (AIRD), esos factores no permitieron que el sector industrial creciera en 2018 más de un 5%.

Para el mismo expandirse a otros mercados requiere de medidas que fortalezcan y agilicen los procesos de exportación, puntualizó Maranzini al participar en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio junto a Circe Almánzar, vicepresidenta de la AIRD; Julio Virgilio Brache, vicepresidente de la Directiva Nacional; Juan Ventura, presidente de la Industria de la Región Norte; Luis Concepción, presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores; Bredyg Disla, presidenta de la Asociación de Industrias y Empresas de Haina y Región Sur, y Fernando Espinal, presidente de la Asociación de Industria Farmacéuticas Dominicanas.

Competencia desleal

La competencia desleal abarca el comercio informal y las importaciones que no cumplen con las normas y etiquetados locales, explicó Almánzar.

De su lado, Julio Virgilio Brache reveló que al mercado nacional se importan productos a punto de vencerse, los cuales son ofertados a precios por debajo del costo de la nación de origen y los fabricados aquí.

Brache detalló que esos artículos son vendidos por algunos comercios con etiquetas provisionales que ocultan el verdadero contenido de los productos. El empresario aboga para que a los importadores se les exija colocar etiquetas en español.

“Es necesario una justa administración de los Tratados de Libre Comercio y que las normativas de producción nacional y las de calidad alimenticia internacional sean exigidas a todos los actores”.

Otros retos sectoriales

Los diversos trámites y requisitos que colocan algunas instituciones gubernamentales para aprobar permisos de exportación dilatan los procesos y limitan el intercambio comercial, destacó Bredyg Disla. “Existen ministerios que estancan autorizaciones por más de tres meses, solo por la firma de un ministro”, señaló Disla.

Indicó que esa acción afecta la competitividad de los industriales en otros mercados.

Almánzar dijo que esas debilidades podrían mejorar con las medidas aprobadas por el Consejo Nacional de Competitividad.

Otro factor que afecta la competitividad es la carente gestión en la distribución de energía, coincidieron Circe Almánzar y Celso Juan Marranzini.

Los empresarios señalaron que ese problema sería solucionado con la firma del pacto eléctrico, ya que permitiría la implementación de medidas enfocadas al cumplimiento de la Ley Eléctrica y a la reducción de pérdidas.

“La entrada al sistema eléctrico de la termoeléctrica de Punta Catalina y las inversiones privadas en ese sector no serán suficientes hasta que no se resuelva el problema de la gestión en la distribución de energía”, agregó Almánzar.

El año pasado se invirtieron aproximadamente 500 millones de dólares para la remoción y reestructuración de las redes de distribución, pero estas venían acompañadas de un plan de cinco años, recordó la ejecutiva.

Aprovechar mercados

La aprobación y ejecución de una estrategia nacional de exportaciones permitiría establecer acciones para aprovechar otros mercados, indicó Luis Concepción.

“En el corto y mediano plazo el país tendrá que integrar esa gestión exportadora en su modelo económico, esa es la única manera de fortalecer las exportaciones iniciando por la región y luego expandirse en otros mercados”, manifestó Concepción.

El empresario destacó la necesidad de fortalecer las relaciones comerciales con Haití, a través de una mayor regulación del mercado binacional.

Los industriales coincidieron en que se deben mejorar las infraestructuras comerciales de la frontera, habilitación del comercio binacional todos los días y que los embajadores promuevan el intercambio comercial para aprovechar ese mercado.