Incremento en el consumo de datos en zonas residenciales podría afectar calidad de Internet

310

SANTO DOMINGO.- “No me imagino la vida sin acceso a Internet, de eso depende mi ingreso monetario y aunque no dependiera de eso, mantenerse ocupado y entretenido todo el día y la noche sin internet en tiempos de Coronavirus es bastante difícil, lo considero indispensable”.

La anterior postura es de Carlos Almonte, un ingeniero en sistemas, que por la naturaleza de su profesión, no ha podido disminuir su flujo de trabajo como sí han hecho la mayoría de profesionales en todo el mundo, tras el aislamiento social a que han sido sometidos los países luego de la expansión del Covid-19.

Pero no solo los expertos en informática han visto aumentadas sus horas de uso del internet; las videollamadas, las teleconferencias, los conciertos en vivo por las redes sociales, series de televisión y películas, juegos en línea y otras actividades similares, se han añadido a la cotidianidad de los usuarios comunes a una velocidad pasmosa.

Esto a llevado a plataformas de streaming como Netflix y Youtube a disminuir la calidad de los videos en sus plataformas como una forma de garantizar la continuidad del servicio.

En el caso de Youtube, inicialmente se trató de una medida aplicada solo a Europa pero que en las últimas horas, ha hecho extensiva a todo el mundo debido al incremento de la demanda del servicio la cual está asociada directamente al toque de queda generalizado para evitar la propagación del Coronavirus.

Netflix, lo ha hecho hasta el momento de manera parcial. (En Argentina por ejemplo).

Este alto consumo de datos también se ha reflejado en República Dominicana.

Si bien las métricas son suministradas por lo general por herramientas de medición por paga, utilizadas mayormente por los tecnólogos para fines de asesoría empresarial, basta señalar que a febrero de este año, el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), reportó la existencia de 8.2 millones de cuentas telefónicas con acceso a internet, manejadas por 31 empresas junto a tres concesionarias para el servicio de datos.

Y, el gobierno dominicano ha suspendido toda labor de producción considerada no esencial. Es decir, la mayoría de los 10 millones de dominicanos, están en sus casas… conectados.

Hiddekel Morrison.

“Ha habido notable aumento en el consumo de datos y de banda ancha en el país y en todo el mundo como resultado de este confinamiento por el coronavirus. —Afirma el ingeniero Hidekkel Morrison—, esto afecta principalmente las redes móviles en específico las antenas o celdas celulares ya que tienen un área de cobertura y aquellas que han sido destinadas a zonas residenciales, en estos momentos, van a tener mayor demanda de datos en picos que no son habituales”.

Agrega que “hay zonas donde en algunos horarios del día no existía mucha demanda, cosa que ha cambiado en los últimos días. Esto debe llevar a las empresas de telecomunicaciones junto al órgano regulador que es el Indotel, a que se tomen las previsiones de dimensionamiento de la capacidad de la red para que en los lugares donde hay mayor demanda de tráfico se hagan los ajustes de redimensionamiento”.

A modo de recomendación, sugiere a los usuarios ser más cuidadosos en el uso de streaming para videollamadas. “Hay momentos del día en donde es prudente que se limiten si no son tan urgentes o para fines educativos. Igual sucede con los juegos en línea con gráficos de alta resolución”, comenta.

Cambiar la contraseña de la clave del wifi por el incremento de los ciberdelitos y no reenviar ningún contenido que no agrega ningún valor o que por su naturaleza, pueden ser considerados como fake news, son otras de sus sugerencias a fin de evitar congestionamiento innecesario en la conectividad.

-- publicidad --