Viernes, 24 de mayo, 2019 | 11:49 am

Hoy se conmemora el Día Internacional contra el Cáncer Infantil

6_Nacionales_23_05,p01


Santo  Domingo.- El 15 de febrero de cada año se conmemora el Día Internacional contra el Cáncer Infantil, instituido en Luxemburgo en el año 2001 con el objetivo de concientizar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes afectados por esta enfermedad.

A diferencia del cáncer de adultos, el de niños es curable en un 80%.

Tipos de cáncer de niños

Según el Instituto Nacional del Cáncer (de EE. UU.), aunque los índices de mortalidad por cáncer infantil han bajado en casi 70 % en las últimas cuatro décadas, el cáncer sigue siendo la causa principal de muerte en niños.

Los tipos más comunes que se diagnostican en niños de 0 a 14 años de edad son las leucemias, cáncer de encéfalo y otros tumores del sistema nervioso central (SNC), y linfomas.

Es muy importante reconocer los síntomas de cáncer infantil a tiempo.

Algunos síntomas podrían ser:

  • Fiebres sin causa aparente
  • Dolores de cabeza
  • Agotamiento (piel pálida) y cansancio extremo
  • Dolor en los huesos
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso
  • Inflamación del abdomen
  • Tos o dificultad para respirar
  • Erupciones en la piel
  • Ganglios inflamados

Los oncólogos pediatras son los encargados de estudiar el cáncer en niños para realizar investigaciones y mejoras en su tratamiento.

El tipo de tratamiento que recibe el niño depende del cáncer que tenga. Entre los tratamientos que reciben están: las cirugías, la quimioterapia, las radiaciones y la inmunoterapia.

Algunas recomendaciones para disminuir el riesgo de que los niños padezcan cáncer:

  • Combate la obesidad. Las personas con sobrepeso tienen un riesgo más elevado de padecer tumores, colon, endometrio y recto.
  • Ingerir suplementos de vitaminas no reduce el riesgo de padecer un cáncer.
  • Sustituye la proteína animal por la vegetal, siempre que sea posible.
  • Evitar las comidas rápidas sin ningún tipo de control
  •  Comer frutas y verduras todos los días. Están cargadas de vitaminas, antioxidantes y fibra para prolongar la buena salud de las células.

Pero sobre todo,  enseñarle a los infantes a adoptar un estilo de vida sano para mantener y disfrutar de una buena salud. Evitar ambientes cargados de humo y contaminación.