Sábado, 14 de septiembre, 2019 | 3:00 pm

Hijos enérgicos ¿Qué hacer con ellos?

Ventajas. Es importante sacar el mayor provecho a su nivel de energía. Rol. Se deben planificar actividades intensas que requieran un esfuerzo físico mayor.

Experta dice que a través de  la energía  se ilusionan, se comprometen y se movilizan para alcanzar sus objetivos.
Experta dice que a través de la energía se ilusionan, se comprometen y se movilizan para alcanzar sus objetivos.


SANTO DOMINGO.-Los seres humanos por naturaleza poseen energía, esa capacidad de actuar física y mentalmente para producir cambios o transformaciones, sin embargo, su nivel e intensidad es distinta en cada individuo, como las huellas dactilares.

Actualmente es bastante común que los padres se sientan agobiados cuando tienen hijos con un nivel de energía superior, por lo que generalmente tienden a sentirse molestos, cansados y en muchos casos frustrados.16/05/2019 ELDIA_JUEVES_160519_ Vida & Estilos21

Leyshy Cabrera, psicóloga clínica, analiza que el ritmo social actual demanda que seamos mucho más enérgicos de lo que solíamos ser y los pequeños desde que nacen están expuestos a un ambiente mucho más movilizado, en donde la estimulación tiende a darse de forma directa y aprenden con más rapidez.

“Aunado a esto está el hecho de que al darse mayor importancia a la infancia, se han realizado estudios que nos han permitido valorar la estimulación como un elemento favorable para el desarrollo”.

Factores genéticos

Cabrera, quien tiene su consulta en el Centro Vida y Familia, afirma que si bien es cierto que los estímulos externos favorecen al niño y su energía, los factores genéticos tienen más fuerza, por lo que existe en ellos ya componentes orgánicos que la intensifican, para decirlo de manera sencilla.

Dice que es sumamente importante entender que es totalmente normal que los pequeños muestren vitalidad y sean activos. Agrega: “ No debemos preocuparnos demasiado por ello, pero al mismo tiempo es fundamental que desarrollen hábitos adecuados y sanos para emplear esa energía de forma productiva. A esto le llamaremos canalizar la energía”.

Explica que estos niños tienden a ser ansiosos, por lo que esperan ser complacidos u obtener placer de forma casi inmediata, para ayudarles es necesario mantener la calma y brindarles apoyo expresándole que es normal que se sientan así, que a ti también te ha pasado y que te ayuda mucho respirar hasta sentir calma y comienzan a respirar a modo de ensayo; esto les permitirá regular y descargar la tensión que siente el niño y estará más tranquilo.

Cómo tranquilizarlo

Destaca que las actividades calmadas y en reposo facilitarán que su sistema nervioso no se vea obligado a responder a numerosos estímulos a la vez, intenta buscar actividades tranquilas, agradables e interesantes durante un lapso determinado de tiempo, que podrás ir aumentando gradualmente.

Saca provecho a su nivel de actividad y planifica actividades intensas que requieran un esfuerzo físico mayor y drene la mayor cantidad de energía, inscríbelo en disciplinas formales, por lo general suelen tener mayores habilidades que el resto.

Concluye diciendo: “Refuérzalo cuando está calmado, préstale mayor atención a las conductas positivas que a las desagradables, hacerlo posibilita que se esfuerce más por obtener tu atención de forma adecuada.