Viernes, 23 de agosto, 2019 | 6:41 pm

Hanley aplicará borrón y cuenta nueva con Indios

Optimismo. El dominicano busca aprovechar al máximo esta nueva oportunidad. Clave. La cantidad de turnos que reciba.

El dominicano Hanley Ramírez se afectó por lesiones en el hombro que le bajaron la ofensiva.
El dominicano Hanley Ramírez se afectó por lesiones en el hombro que le bajaron la ofensiva.


PHOENIX, ARIZONA.-El dominicano Hanley Ramírez tiene un largo historial que abarca 14 temporadas en las Grandes Ligas, pero esta semana se reportó a los Indios partiendo desde cero.

Ramírez, de 35 años y quien firmó un contrato de ligas menores el pasado fin de semana, recibirá la oportunidad de ganarse un trabajo como bateador designado, lo que permitiría a su compatriota Carlos Santana y a Jake Bauers estar en el terreno a la defensa.

“Le pedimos lo mismo a cada jugador”, dijo el mánager de los Indios, Terry Francona. “Llegar a tiempo, ser buen compañero y tratar de hacer las cosas lo mejor que puedas. Si alguien bateó .300 en 1999 o no corrió después de dar un rolling en 2012, eso no nos va a influenciar aquí. Tratamos a la gente como merece ser tratada”.

Ramírez, quien llegó a ser considerado uno de los bateadores más temibles de Grandes Ligas, ostenta un promedio de por vida de .290 con 374 dobles, 269 jonrones y 909 carreras remolcadas en 1,652 juegos con los Medias Rojas, Marlins y Dodgers.

El tres veces convocado al Juego de Estrellas por la Liga Nacional disputó 44 encuentros como inicialista y bateador designado de los Patirrojos en 2018, antes de ser dejado en libertad el 30 de mayo.

“La esperanza es que sea un bateador para el medio del lineup”, dijo Francona, quien en sus días como mánager de los Medias Rojas vio a Ramírez cuando este era un prospecto.

“Primero tenemos que dejar que llegue y se acomode. Jugó un poco de pelota invernal y dijo que había estado bateando y esas cosas, pero tiene 35 años y no ha jugado mucho últimamente, así que primero tiene que fortalecer sus piernas”.

— En forma
Hanley dijo que le dejará saber al club cuándo estará listo para jugar en la Liga del Cactus. No ha disputado un juego de Grandes Ligas desde el pasado 25 de abril. Jugó un mes en el pasado invierno con los Tigres del Licey.