Gasto en armamentismo: amenaza la vida y la paz - El Día Columnas

Gasto en armamentismo: amenaza la vida y la paz

Gasto en armamentismo: amenaza la vida y la paz

Alexis Rafael Peña.

Tres países invierten miles de millones de dólares en armas que amenazan la vida del hombre y la mujer. ¡Qué contraste! La ciencia no ha podido demostrar a los sabios e inteligentes del mundo que el tesoro más valioso del globo terráqueo es la persona. Ahora con Covid-19 debería utilizarse esos recursos para combatirla y erradicarla. Pero el control del mundo es más importante que la vida de las personas.

Tres países “poderosos”, pero endeudados todos los años, gastan dinero en contra de la vida y los organismos internacionales no toman las medidas humanas para contrarrestar un gasto innecesario. El armamentismo.

Tres países son los protagonistas: Estados Unidos, China e India. Luego le sigue Rusia; así lo cito el talentoso Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

Estados Unidos para este 2020, tiene presupuestado la suma de 738,000 millones de dólares para fines del armamentismo.

Por ejemplo lean esta perla de gastos: “El gasto militar mundial total aumentó a 1917.000 millones de dólares en 2019, según nuevos datos del Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI). El total para 2019 representa un aumento del 3,6% con respecto a 2018 y el mayor crecimiento anual del gasto desde 2010. Los cinco mayores gastadores en 2019, que representaron el 62% del gasto, fueron Estados Unidos, China, India, Rusia y Arabia Saudita. Esta es la primera vez que dos estados asiáticos figuran entre los tres principales gastadores militares”.

Otro «El gasto militar mundial fue un 7,2% más alto en 2019 que en 2010, lo que muestra una tendencia a que el crecimiento del gasto militar se ha acelerado en los últimos años». https://www.sipri.org/media/press-release/2020/global-military-expenditure-sees-largest-annual-increase-decade-says-sipri-reaching-1917-billion

Según SIPRI “El gasto militar de los Estados Unidos creció un 5,3 por ciento a un total de $732 mil millones en 2019 y representó el 38 por ciento del gasto militar mundial”.

Le siguen de cerca China e India, en donde el primero ocupa el segundo lugar en gastos militares, armamentismo; mientras que la India dedicó U$71,100 millones en esas mercancías.

Están detrás de estos países, Japón con 48 mil millones de dólares y Corea del Sur con 44 mil millones de la misma moneda. En el caso del continente europeo, Alemania invirtió cerca de 50 mil millones de dólares en gastos militares para el pasado 2019.

La organización SIPRI destaca que Francia mantuvo sus gastos como lo esperados, por las circunstancias de las crisis políticas y sociales por las que han atravesado.

La organización de difusión de la paz, destaca que los 29 países miembro de la OTAN, solo invirtieron 1035 mil millones en año referido.

Mientras que Rusia gastó 65 mil millones de dólares para segar la vida de seres humanos. No para curarlos ni para educarlos, sino para demostrar que es un pueblo poderoso ante otras potencias mundiales.

En República Dominicana y en el mundo, son muy pocos los que conocen cual es el impacto del trabajo que realiza el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), el cual es una organización fundada por allá en 1966, por concepto del cumplimiento de los 150 años de paz en Suecia.

La función básica de SIPRI es analizar, cualificar e identificar en dónde invierten los países “ricos” recursos para favorecer el armamentismo en sus países con el supuesto de garantizar su seguridad y la de la ciudadanía. En donde a mi parecer, la ciudadanía desconoce de esa realidad.

SIPRI hace énfasis en la evolución del armamentismo, el gasto militar, producción y comercio de armas. Así como, el desarme de la población y sus países; sus conflictos, prevención y todo lo referente a la seguridad. En esos grandes ejes, el SIPRI hace un esfuerzo para hacer saber al mundo, como las naciones tanto potencias como las no potencias, realizan grandes inversiones en el armamentismo.

La idea de crear el SIPRE provino de quien era primer ministro de Suecia en 1964, Tage Erlander, que primero se llamó Instituto Estocolmo. El parlamento de ese país fue su principal promotor y a la vez, que fungía como una fundación independiente del estado.

Digamos que SIPRE es una entidad que se encarga de recopilar datos e historias sobre el trasiego de armas, en donde analiza y profundiza con profesionales con competencias suficientes para ofrecer cada año información imparcial y creíble en torno a las grandes inversiones que realizan las potencias en armamentismo.

El objetivo del Instituto consiste en “’investigaciones científicas sobre cuestiones de conflicto y cooperación de importancia para la paz y la seguridad internacionales con el objetivo de contribuir a una comprensión de las condiciones para la solución pacífica de los conflictos internacionales y para una paz estable”.

Como toda organización, cuenta con una estructura directiva. Además, del personal de mayor importancia, los investigadores y su personal de apoyo; con los cuales les permite recopilar la información y a la vez, analizarla y compartirla. Unas 50 personas del mundo cooperan con esta organización. Por supuesto, con expertos los cuales analizan e interpretan los datos. Digamos el SIPRE funciona como una red de cooperadores en todos los países. Desconozco que el caso nuestro exista alguien que coopere con ellos.

Aunque este no es un instituto de educación ni nada por el estilo, abre las puertas a estudiantes que deseen colaborar y aprender cómo abordar un tema que a nuestra consideración es de suma trascendencia. Reflexionemos: Haití, el pueblo más pobre de América podría ser rico si solo en un año que dedicó Estados Unidos al armamentismo le cediera esos recursos para su desarrollo.



Avatar

Alexis Rafael Peña Céspedes

Periodista, abogado y mediador certificado.

Noticias Relacionadas