El rechazo masivo a la decisión de Pedro Castillo de disolver el Congreso de Perú

“Fue un autogolpe de Estado”: el rechazo masivo a la decisión de Pedro Castillo de disolver el Congreso de Perú

“Fue un autogolpe de Estado”: el rechazo masivo a la decisión de Pedro Castillo de disolver el Congreso de Perú

El anuncio del hasta hoy presidente de Perú, Pedro Castillo, de disolver el Congreso, recibió como respuesta una oleada de reacciones en contra.

Estas culminaron en su destitución, en su posterior detención y en el nombramiento de la vicepresidenta Dina Boluarte como nueva jefa de Estado.

Castillo ordenó instaurar un «gobierno de excepción» y convocó a elecciones de un Congreso constituyente horas antes de una programada moción de vacancia en su contra.

También decretó un toque de queda y la reorganización del Poder Judicial y el resto de órganos de justicia, entre otras medidas.

Tras el anuncio del presidente, se posicionaron en su contra la vicepresidenta, parte de sus ministros, las Fuerzas Armadas y la gran mayoría de los congresistas.

Estos últimos llevaron a cabo una votación de emergencia en la que lo destituyeron por «permanente incapacidad moral».

Según medios locales, tras su anuncio, Castillo se presentó ante la prefectura de la policía en Lima, donde fue arrestado.

Dina Boluarte juró como nueva jefa de Estado de la República este mismo miércoles.

La abogada y política de 60 años, que se convierte en la primera mujer presidenta de Perú, también se pronunciaba horas antes contra Castillo.

«Rechazo la decisión de Pedro Castillo de perpetrar el quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso. Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley».

Pedro Castillo en su mensaje

Pie de foto,

Castillo ordenó instaurar un «gobierno de excepción» y convocó a elecciones de un Congreso constituyente horas antes de una programada moción de vacancia en su contra.

Ministros y Fuerzas Armadas

Primero anunciaron su dimisión los ministros de Economía, Justicia, Trabajo y Relaciones Exteriores.

«Condeno enérgicamente este autogolpe de Estado«, publicó en Twitter el ministro de Exteriores, César Landa, que instó a la comunidad internacional a ayudar a restaurar el funcionamiento democrático en el país.

Por su parte, la fiscal de Perú, Patricia Benavides, rechazó «de manera enfática todo quebrantamiento del orden constitucional» y denunció la «normalización de la corrupción» en el Estado, en una intervención pública.

Los últimos en pronunciarse fueron las Fuerzas Armadas y la Policía, con un comunicado conjunto.

«Cualquier acto contrario al orden constitucional establecido constituye una infracción a la Constitución y genera el no acatamiento por parte de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional», expresaron.

Reacciones de los congresistas

Perú

FUENTE DE LA IMAGEN,REUTERS

Varios congresistas demandaron el arresto del presidente, al que acusan de haber infringido la Constitución con su pronunciamiento, y pidieron que Boluarte asuma la jefatura del Estado.

«Esta decisión configura un golpe de Estado y se aleja de todos los marcos constitucionales», afirmó la legisladora Ruth Luque, de la coalición izquierdista Juntos por el Perú, que hasta ahora solía apoyar la permanencia de Castillo en el poder.

En la derecha, el diputado José Cueto del partido ultraconservador Renovación Popular y excomandante del Ejército, fue uno de los que se pronunciaron con más dureza.

«Por supuesto que es un golpe de Estado, (Castillo) estaba temblando, sabía que iba a ser vacado y se ha adelantado. Espero que las Fuerzas Armadas se pronuncien en contra del golpe de Estado, no puede él cerrar el Congreso», declaró.

Norma Yarrow, del partido de derechas Avanza País, afirmó que Castillo «está solo» e instó a la vicepresidenta a dirigirse al Congreso y asumir la jefatura del Estado para «no permitir que este delincuente Pedro Castillo pueda atentar contra la democracia».

También renunciaron a su cargo el representante de Perú ante la Organización de Estados Americanos (OEA) y el embajador de Perú frete a la ONU.

Reacciones internacionales

El Consejo Permanente de la OEA celebrará una sesión extraordinaria este miércoles en Washington para abordar lo sucedido en Perú, anunció la entidad.

Y varios países se pronunciaron sobre el suceso.

«Los Estados Unidos rechazan categóricamente cualquier acto extraconstitucional del presidente Castillo para impedir que el Congreso cumpla con su mandato», expresó Lisa Kenna, embajadora del país norteamericano en Perú.

España, por su parte, condenó «firmemente» la «ruptura del orden constitucional en Perú», según un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores

«España siempre estará del lado de la democracia y la defensa de la legalidad constitucional», indicó.

En el caso de Argentina, su ejecutivo «lamenta y expresa su profunda preocupación por la crisis política que atraviesa la hermana República del Perú».

En términos similares se expresó México, que solicitó «respeto a la democracia y los derechos humanos» tras los acontecimientos en Perú.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, anunció que se pospone la Cumbre de la Alianza del Pacífico programada para el 14 de diciembre en Lima.

Esta reunión debía haberse realizado entre el 24 y el 26 de noviembre en Ciudad de México, pero se suspendió después de que el Congreso peruano impidiera el viaje de Castillo para asistir.



BBC Mundo

Noticias Relacionadas