Jueves, 25 de abril, 2019 | 5:58 pm

Franchy se creció al máximo durante homenaje de Abadina

Hugo López Morrobel
Hugo López Morrobel


Desde este instante se puede vaticinar el éxito del torneo de baloncesto del Distrito Nacional que inicia esta noche en el Palacio de los Deportes, que por fin está apto para que se  realicen  partidos, después de una lucha intensa por recuperar esa instalación.

Ocho equipos se lanzan al ruedo, unos con tradición ganadora, otros en busca de insertarse como contrincantes de cierto respeto.

Los Prados, Mauricio Báez, San Carlos, San Lázaro, El Millón, Rafael Barias y Bameso  han realizado buenas contrataciones, lo que despeja las dudas sobre el nivel competitivo que se presentará en el tabloncillo.

Este evento desapareció por un tiempo, pero desde hace dos años, gracias a ingentes esfuerzos, se ha venido recuperando. Ha sido como un enfermo en espera de deceso  que se ha venido levantando como Lázaro.

La actual directiva de la Asociación de Baloncesto del Distrito Nacional tiene una responsabilidad de primer orden en pos de que este evento, como decía Manuel Antonio Rodríguez (Rodriguito), continúe su agitado curso.

Este torneo estará dedicado al fraterno amigo y excelente jugador Franchy  Prats, quien desde hace meses libra una soberbia batalla en contra del cáncer.

En sus palabras de agradecimiento, en la  mente  de todos los presentes  quedará siempre grabada la expresión de Franchy cuando proclamó a todo pulmón: “He librado grandes batallas en mi vida, y en esta también venceré”. Es una muestra de  coraje, de un hombre que  ha sido y continuará siendo un triunfador.