Fernando Alonso se mete entre los diez primeros de la general del Dakar

Fernando Alonso en acción. El español entró de nuevo en el “top 10” del Dakar al término de la novena etapa de la carrera, después de encadenar cinco días seguidos terminando las etapas entre los diez primeros, incluido el segundo puesto logrado el lunes en la octava etapa. (Arabia Saudita) EFE/EPA/ANDRE PAIN

Haradh (Arabia Saudí).- El piloto español Fernando Alonso (Toyota) se metió este martes entre los diez primeros de la clasificación general del Dakar, donde no estaba desde el accidente sufrido en la segunda etapa del rally, cuando perdió dos horas y media para reparar una rueda rota por un choque en medio del polvo.

Alonso entró de nuevo en el “top 10” del Dakar al término de la novena etapa de la carrera, después de encadenar cinco días seguidos terminando las etapas entre los diez primeros, incluido el segundo puesto logrado el lunes en la octava etapa.

“Creo que merecíamos estar en el ‘top 10’. Estoy contento de estar ahí y ojalá que no lo perdamos en los próximos tres días”, dijo Alonso tras bajarse del coche, en referencia a las tres últimas etapas del rally.

El campeón de la Fórmula 1 recordó que no se ha fijado ningún objetivo en cuanto a posición en su debut en el Dakar porque “en las carreras de coches o ganas o pierdes». “Hacer segundo, sexto o trece no importa mucho. Solo importa el que gana”, indicó.

El asturiano se mostró expectante por vivir este miércoles su primera etapa maratón, en la que los competidores del Dakar no tendrán mecánicos a su disposición y serán ellos mismos quienes deberán reparar cualquier avería en el vehículo.

“Será otra nueva aventura para nosotros en este Dakar. Vamos a estar solos ahí. Haremos un pequeño chequeo al coche, algo de mecánica y luego dormiremos con lo que podamos para al día siguiente volver. Estamos listos para los dos próximos días, que van a ser decisivos para el rally”, advirtió.

“Creo que van a ser etapas muy complicadas para todos. Si a eso le unes que no habrá asistencia, que vamos a dormir poco y que estaremos cansados, el error puede llegar en cualquier momento. Hay que mantener un nivel de concentración muy alto en los dos días”, agregó.

Alonso añadió que solo queda “cruzar los dedos para que todo salga bien y tener dos días limpios de problemas mecánicos y de errores».

El ovetense indicó que el test más fuerte en cuanto a reparar el Toyota Hilux ya lo tuvo en la segunda etapa cuando cambió la estructura de que soporta la rueda junto a su copiloto Marc Coma.

De cara a esa décima etapa del rally, Alonso se mostró optimista ya que se prevé que se disputará sobre mucha arena y dunas, lo que considera favorable para la experiencia que ha acumulado en pocos meses al volante del Toyota Hilux.

“Siempre que el terreno es de dunas siempre ayuda salir más retrasado y hacerlo noveno es ideal. Todo el mundo lo querría”, opinó Alonso, cuyo gran objetivo antes de acabar el Dakar será intentar ganar una etapa.

“Hasta ahora las dunas me han ido muy bien, pero tampoco voy a pensar que va a ser el gran día”, añadió. El piloto recordó que pocas semanas atrás hizo un test en Abu Dabi sobre un terreno muy similar al de la etapa maratón, donde se quedó atrapado en la arena cuatro veces y rompió la suspensión delantera otras dos. “Si son las dunas del test de Abu Dabi, habrá sorpresas.

Hasta ahora las dunas que hemos pasado me han resultado fácil. Vamos a tener que lidiar con ello y con el cansancio. Puede traer errores y hay que intentar evitarlos por nuestra parte”, avisó. Alonso acabó la etapa de este martes celebrada entre Wadi Al Dawasir y Haradh (Arabia Saudí) en la novena posición, a 13 minutos del francés Stéphane Peterhansel (Mini), ganador de la etapa.

En esta ocasión el asturiano fue el segundo coche en partir y eso le perjudicó al tener que abrir pista, lo que le hizo rodar más lento que los vehículos que salían por detrás de él.

“No me puedo quejar. Hemos hecho un buen día otra vez. Ha sido una nueva experiencia para mí abrir pista. Marc ha estado nuevamente genial y el coche también. Hemos podido hacer una buena actuación que nos da la posición que queríamos de cara a mañana para las dunas”, relató Alonso.

“Marc lo tenía controlado todo metro a metro, no íbamos nunca por ningún sitio con dudas y ha sido bastante sencillo en ese aspecto. De hecho en los 100 kilómetros primeros, perdimos ocho minutos con el polvo y el pinchazo, y en los otros 300 kilómetros restante perdimos cuatro, así que no fue tanta penalización para tener que abrir”, indicó. EFE

-- publicidad --