Fenología de las especies arbóreas expresan estaciones del año

Fenología de las especies arbóreas expresan las estaciones del año

Fenología de las especies arbóreas expresan las estaciones del año

Roble amarillo resplandece, espectáculo al cambiar hojas

SANTO DOMINGO.-La fenología o transformaciones biológicas que experimentan las especies arbóreas durante su desarrollo, además de expresar los cambios de estaciones del año caracterizados por las variables meteorológicas, sirven de indicadores para el aprovechamiento de los frutos y semillas, y la planificación de las jornadas de reforestación.

Esa metamorfosis de las plantas ya sean forestales, ornamentales u otros tipos, en principio dan a la gente la percepción que las mismas se están secando o registran daños por la fea apariencia.

Sin embargo, en el caso de especies como es la denominada flor de pascua (Euphorbia pulcherrima) de noviembre a enero; el framboyán de mayo y agosto, el roble amarillo en primavera o el chácaro (Cassia grandis) que florecen en esas estaciones, con sus vistosos colores elevan el ánimo de las personas y embellecen el paisaje.

El framboyán registra cambios de mayo a agosto.

Porfirio Peralta, encargado de recolección del Banco de Semillas del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, explica que la fenologia se refiere a los cambios naturales que experimentan las especies arbóreas en sus hojas, la floración cuando maduran, fructifican y luego dispersan sus frutos.

“Muchas especies varían las temperadas de transformación, tal es el caso de la caoba criolla (Swetenia mahagony) nativa de aquí y Las Antillas, que de abril y mayo botan las hojas les nacen otras media rosadas, varían la tonalidad, luego florecen y a final de julio agosto se ven sus frutos crecer y a mitad de enero-febrero maduran disperssan las semillas”, detalló el ingeniero agroforestal.

Reforestación
Peralta cuenta que partiendo de esas variaciones orgánicas de las especies planifican los procesos de cosechas y saben cuándo colectar las semillas que llevarán al vivero, determinan si necesitarían hasta 500 mil plantas a los fines de reforestar las áreas de vital importancia como las cuentas de los ríos que garantizan el agua.

“En el caso de las caobas en la etapa de maduración eclosionan y dispersan una 50 semillas, previo a que eso ocurra tomamos algunas muestras y una vez están aptas la colectamos, las ponemos a secar y finalmente se limpian las semillas”, precisó el experto tras indicar que el cambio climático esta incidiendo en algunas

Luego que florece la caoba dispersa semillas de cápsula.

variaciones.

Más demandadas
En el Banco de Semillas de Medio Ambiente trabajan muy especialmente con pino criollo (Occidentalis) endémico de la isla, especies utilizadas para reforestar áreas de alturas a los fines proteger las cuencas de los ríos y algunos proyectos con fines maderables.

Sus cambios se dan de noviembre-mayo cuando comienzan a verse los frutos, antes tenían recolección de noviembre a diciembre.

La demanda de sus frutos o semillas está por encima de los 200 kilos, equivalentes a 5 millones de pino anual (según las condiciones intrínsecas de las plantas; las semillas pueden conservarse y germinar hasta un 80 por ciento durante dos años.

Indicadores

— Provecho
En término ambiental los cambios indican tiempo de reproducción, cosecha y aprovechamiento de las especies, se deben respetar los mismos para garantizar su propagación, y en las ornamentales saber cuándo podar.



Yanet Féliz