Miércoles, 18 de septiembre, 2019 | 1:04 am

Farruko no irá a la cárcel, pero será supervisado

El reguetonero Farruko agradeció a Dios.  Archivo
El reguetonero Farruko agradeció a Dios. Archivo


Urbano. El reguetonero puertorriqueño Farruko fue sentenciado ayer a tres años de probatoria, tras ser acusado por no declarar 51,802 dólares en efectivo ante la aduana en el aeropuerto de San Juan a su llegada a la isla el 2 de abril de 2018.

La probatoria impuesta por el juez del Tribunal federal de San Juan Gustavo Gelpí significa que Farruko ostenta una libertad condicional que está sujeta a la supervisión del tribunal por medio de un técnico de servicio socio-penal, ante quien el convicto tiene que comparecer periódicamente.

“Agradecido con Dios. El fiscal fue súper flexible. Tomó en cuenta muchos factores que son realidad, de que no soy lo que mucha gente cree que soy”, dijo Farruko a los periodistas a su salida del tribunal.

El artista reconoció que el caso le ofreció “mucha” enseñanza en su vida. “Fue más lo que aprendí y que me benefició que lo que me trajo en contra”, indicó Farruko, quien fue acompañado en la sala por su padre, por quien el artista sostuvo sentirse avergonzado por ponerlo en dicha situación.