Existe impasse entre el PLD y el PRD, al menos, en tres alcaldías

0
696

Santo Domingo.– El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) tendrá que maniobrar con efectividad para no salir perjudicado en la conformación de las boletas municipales ante una serie de demarcaciones conflictivas en las que su potencial aliado, el Revolucionario Dominicano (PRD), quiere encabezar las representaciones a las elecciones del año 2016.

En el caso del Partido Reformista Social Cristiano, otro de los potenciales aliados, las pretensiones se centran más en puestos congresuales. Procura que se le concedan cinco candidaturas a senadurías en diferentes puntos del país.

Plazas electorales importantes, por los recursos que manejan y la cantidad de empleos que aportan, como los municipios Santo Domingo Este, Norte, Oeste y Los Alcarrizos, en la provincia Santo Domingo; de San Cristóbal, Santiago, San Francisco de Macorís, San Pedro, San Juan de la Maguana, La Romana, Azua, y el Distrito Nacional, son apetecidas por las principales fuerzas políticas.

En las demarcaciones anteriores los peledeístas tendrían que pagar un alto precio político, en caso de ceder, en parte de ellas, ante las pretensiones de los reformistas y perredeístas para concertar las alianzas electorales con miras a los venideros comicios presidenciales, congresuales y municipales, en los que estarán en juego 4 mil 213 puestos electivos.

El Distrito Nacional y el municipio Santo Domingo Este, las plazas políticas más pobladas e importantes de toda la geografía nacional, constituyen cartas de triunfo para los peledeístas; y en las que se perfilan a la reelección los alcaldes Roberto Salcedo y Juan de los Santos, respectivamente.

El impasse

Aunque en el Distrito Nacional y el municipio Santo Domingo Este los aspirantes Domingo Contreras y Manuel Jiménez realizan agresivas campañas electorales por lograr las nominaciones, se da como un hecho que las plazas serán reservadas por el Comité Político del PLD, de manera que no se celebren elecciones primarias y se mantengan los actuales incumbentes. La firma encuestadora Asisa otorgó, a mediados del mes pasado, a Salcedo un 59.7% en la preferencia del electorado; mientras que otra, a lo interno del peledeísmo, le da a De los Santos 72%; Manuel Jiménez, 10%; Domingo Jiménez, 4%; y Germán Peña Guadalupe, 1.2%.

Respecto a otras demarcaciones, se han presentado situaciones de impasse en las conversaciones que lleva la comisión designada por el Comité del Político para tratar el tema con los perredeístas, porque estarían pidiendo hasta más allá de su valor electoral. En las conversaciones, el PLD está representado por su secretario general, Reinaldo Pared Pérez; Alejandrina Germán, Carlos Pared Pérez, Félix Bautista y Danilo Díaz.

Los comisionados peledeístas no pudieron presentar el informe encomendado debido a las posiciones rígidas de los del PRD, que insiste en llevar todo ante el presidente Danilo Medina, a quien demandan ver para discutir con él los asuntos relativos a los pactos electorales.

Particularmente el partido blanco exige, entre otras, las candidaturas a las alcaldías de los municipios Santo Domingo Norte, Santiago y San Cristóbal, bajo el argumento de que fueron ganadas por la organización en las elecciones del año 2010. El problema radica en que se considera que sus alcaldes, Francisco Fernández, Gilberto Serrulle y Raúl Mondesí no han tenido un buen desempeño. Incluso, este último tiene un expediente abierto acusado de violación a la ley penal alegadamente por un mal manejo administrativo.

Encuestas internas del PLD les marcan muy bien a favor de sus aspirantes para ganar las referidas plazas electorales, de las principales del país. En Santo Domingo Norte, con buen posicionamiento, René Polanco y Jesús Féliz; Santiago, el mejor valorado es Abel Martínez, actual presidente de la Cámara de Diputados, pese a hacer campaña para esa posición Monchy Rodríguez y Fernando Rosa; y en San Cristóbal, Nelson Guillén y José Montás.

Varios miembros del Comité Político consultados se mostraron en desacuerdo, en principio, con que se cedan esos municipios, pero reconocieron que va a depender de la naturaleza de los pactos que pudieran arribarse con aliados.

 

Danilo Medina tiene la última palabra

En virtud del acuerdo interno firmado en mayo pasado, entre los miembros del Comité Político, la última palabra con relación a las alianzas la tendrá el presidente Medina. Uno de los puntos reza: “Otorgarle los correspondientes poderes al candidato presidencial del PLD, para la concertación de pactos de alianzas con otras fuerzas políticas que no formen parte del Bloque Progresista”.

No obstante, también contempla “mantener a los actuales incumbentes de las alcaldías y de los distritos municipales, siempre y cuando se demuestre un buen posicionamiento electoral en sus respectivas comunidades”. Aquí van en el carril de adentro Salcedo y De los Santos, entre otros.

-- publicidad --