Evo Morales pide a Iberoamérica defender Acuerdo de París y a los migrantes

Evo Morales dijo que el intervencionismo, las guerras genocidas y los efectos del cambio climático” son algunas de las causas por las que millones de personas han sido desplazadas “por la fuerza” de sus países de origen. (AP Photo/Moises Castillo).

Antigua (Guatemala).-El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy a las naciones iberoamericanas fidelidad al Acuerdo de París “porque el planeta y la vida se agotan” y exhortó a esta comunidad a abordar el problema de la migración desde el enfoque de los derechos, ya que “ninguna persona es ilegal».

“Esta profunda crisis migratoria no es más que un reflejo de que el sistema ha fracasado”, deploró Morales en su alocución en la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebra en la ciudad guatemalteca de Antigua.

Según el gobernante indígena, “el intervencionismo, las guerras genocidas y los efectos del cambio climático” son algunas de las causas por las que millones de personas han sido desplazadas “por la fuerza” de sus países de origen.

Recordó que miles de personas procedentes de Centroamérica se aproximan a las fronteras de Estados Unidos “buscando mejores condiciones vida” y exhortó a los países, ante este escenario, a “abordar la migración con un enfoque basado en los derechos de los migrantes”, quienes “no pueden ser considerados ilegales, porque no existen seres humanos ilegales».

Morales llamó a las naciones de la región a ratificar la Convención sobre la Protección de los Derechos de los Trabajadores Migrantes como “señal concreta de que la comunidad iberoamericana defiende los derechos” de estos.

Con los estragos del cambio climático como uno de los factores que provocan la migración al afectar “de manera irreversible a millones de personas”, el presidente de Bolivia también instó a la región a posicionarse garantizado “la plena implementación del Acuerdo de París” sobre el cambio climático.

Lamentó la retirada de este pacto de Estados Unidos, “el país que más ha contaminado el mundo” y atribuyó el cambio climático al “consumismo y el capitalismo».

También defendió el multilateralismo, la unidad y la cooperación como la «única opción” ante desafíos globales que ningún país puede resolver por separado, pues “son tiempos de construir puentes y no muros”, sentenció.

Frente al proteccionismo, la apertura comercial “indiscriminada» y las guerras comerciales, Bolivia propone “un modelo de prosperidad y complementariedad” que permita diluir las desigualdades, así como “defender y fortalecer el multilateralismo, los espacios de diálogo e integración».

El gobernante boliviano recordó que Latinoamérica se proclamó zona de paz y rechazó “cualquier forma de intervención extranjera» que atente contra la soberanía de los países y persiga “desestabilizar gobiernos legítimos».

También, como es habitual en sus alocuciones, se refirió a los altos niveles de pobreza y desigualdad que persisten en América Latina, “la región más desigual del planeta”, donde el 10 % de la población concentra el 71 % de la riqueza y tributa solo el 5,4 %» de sus rentas.

Unas fortunas, agregó, que entre 2002 y 2015 crecieron un promedio anual del 31 %, seis veces más que el Producto Interior Bruto de la región, lo que Morales calificó de “indignante realidad» que ilustra cómo el capitalismo “privilegia la concentración de riqueza en pocas manos condenando a millones a la pobreza y exclusión social».

-- publicidad --