Sábado, 20 de julio, 2019 | 5:31 pm

¡Estoy de regreso!



Creía que no volvería, pero estoy de regreso gracias a Dios, la sapiencia de los médicos, atenciones del servicio auxiliar clínico y el respaldo social, moral y espiritual de familiares y amigos.

¡Aquí estoy!

En el ínterin se me pasaron algunos capítulos, incluyendo el caso David Ortiz, repleto de rumores y posibles autores intelectuales y ejecutores hasta que alguien se inventó que el objetivo no era el “Big Papi” sino otro David muy diferente al David verdadero. ¡Y hay que creerlo!

La novelita de la actualidad, al margen de la cháchara política, tiene que ver con la negativa de Al Horford de vestir la franela dominicana en la Copa Mundial de Baloncesto China 2019 (31 de agosto al 15 de septiembre) con la participación de 32 naciones.

El pasado 12 de marzo advertí en esta misma sección que los NBA dominicanos Al Horford y Karl Anthony Towns por “conveniencia” buscarían un momento oportuno para decir “no”, siempre aparecerá ese momento. Justo es decir que Towns todavía no se ha negado, pero considero que es cuestión de tiempo.

Ojalá me haga quedar mal. Aclaré que cuando tenía 16 años Towns le dijo “sí” a John Calipari, no a República Dominicana. Una pregunta al estilo Chispero, no quiero que me respondan. ¿Si Horford y Towns, bajo las mismas condiciones, tuvieran la nacionalidad deportiva estadounidense, y fueran convocados por Basket USA, lo pensarían?

A Horford no se puede ofender por su decisión, pero los fanáticos tienen derecho a sentire mal y protestar, civilizadamente…DE REFILÓN…Parece que Vladimir Guerrero Jr. será una superestrella.

Publicidad