Jueves, 23 de mayo, 2019 | 9:41 pm

¿Estamos preparados para dar respuesta ante un evento súbito?

Inventario. La red pública cuenta con treinta y seis planes hospitalarios de emergencias y desastres. Personal. El país tiene 62 comités especializados para actuar inmediatamente.

Las instituciones deben contar con  planes de emergencias y procedimientos.  José de León
Las instituciones deben contar con planes de emergencias y procedimientos. José de León


SANTO DOMINGO.-Las lecciones aprendidas con el paso de los años ante cualquier tipo de evento súbito, que van desde los fenómenos atmosféricos, terremotos, inundaciones o el hecho más reciente, la explosión en la fábrica de plásticos Polyplas, en el sector Villas Agrícolas, muestran cómo la nación planifica, aplica y ejecuta sus estrategias de salud en una emergencia, donde su principal misión es la de preservar vidas y reducir los daños materiales.

Antes de la llegada de los primeros pacientes a los distintos hospitales públicos y privados, ya se había activado el Plan de Emergencias.

Sobre este, la doctora Mariam Montes de Oca, responsable del área de Atención a Urgencias y Emergencias del Servicio Nacional de Salud (SNS), explicó que el tipo de respuesta dependerá del siniestro o acontecimiento, enfocado a garantizar la asistencia y recuperación de la población.

Planificación

La especialista explica que cada paso ha sido previamente aportado a la mesa de trabajo, la cual es coordinada por el Centro de Operaciones y Emergencias (COE), para ejecutar las acciones contenidas en el plan de emergencias nacional propias del sector.

Montes de Oca pone de ejemplo lo ocurrido en Villas Agrícolas e indica que el primer paso es la activación de todos los planes de emergencias del sector salud, luego el análisis de la situación, coordinación de todos los componentes necesarios para la respuesta y articulación de los recursos disponibles.

“Luego se colocan en puesto las unidades de atención prehospitalaria (ambulancias) en el lugar del evento, que integran de forma coordinada la respuesta de atención médica hospitalaria (centros de salud), establece las medidas epidemiológicas necesarias, rehabilitación de las personas afectadas, instaurar las acciones necesarias de prevención y promoción de salud pública y ofrecer información oportuna y veraz a la población de la situación en salud”, explica.

La especialista en Salud Pública e Investigación Biomédica precisa que los protocolos a ser aplicados dependerán del evento, análisis de situación y necesidad, “en la actualidad las estructuras organizativas y funcionales tienen una característica modular, se van incorporando o desestimando equipos según la necesidad.

Por supuesto, cada equipo tiene un protocolo de acción”.

Procedimientos

Ante toda situación de emergencia de salud pública y desastres, indica Montes de Oca, se cuenta con seis procedimientos estándares, como: coordinación, logística, operaciones, vigilancia epidemiológica, asistencia sanitaria y sistema de información y comunicación.

Exhorta a la población a mantener la calma en los momentos críticos, es difícil, pero no imposible.

Reglamentaciones

—1— La red
La red cuenta con 36 planes hospitalarios de emergencias y desastres, además, la conforman 62 Comité Hospitalario de Emergencias y Desastres.

—2— Funciones
Las funciones esenciales de Salud Pública implica el desarrollo de políticas, planificación y realización de acciones de prevención, mitigación, preparación, respuesta y rehabilitación.

—3— Responsabilidad
El Estado debe seguir incentivando programas que apliquen una respuesta integral.