Escuelas haitianas permanecen cerradas en el inicio oficial curso escolar

Escuelas haitianas permanecen cerradas en el inicio oficial del curso escolar

Escuelas haitianas permanecen cerradas en el inicio oficial del curso escolar

En las calles del área metropolitana de Puerto Príncipe no se ha notado la presencia de alumnos.

Puerto Príncipe.- Las escuelas e instituciones educativas de Haití no abrieron sus puertas este lunes 3 de octubre, fecha en la que estaba previsto el inicio del curso escolar, debido al agudo deterioro de la crisis sociopolítica, económica, sanitaria y de violencia que sufre el país.

En las calles del área metropolitana de Puerto Príncipe no se ha notado la presencia de alumnos, las actividades están paralizadas y el transporte público circula lentamente por tramos de carretera llenos de todo tipo de basura.

Horas antes del inicio oficial de las clases, varios colegios enviaron mensajes a los padres y profesores anunciando que no abrirían sus puertas este lunes debido a la situación.

“Ante esta crisis que paraliza el país y la escasez de combustible, la escuela no podrá recibir a los niños el 3 de octubre como estaba previsto. La escuela está considerando la posibilidad de planificar una apertura gradual, cautelosa y vigilante según las posibilidades”, reza una nota de una escuela enviada la víspera.

APERTURA GRADUAL Y DIFÍCIL

En un comunicado emitido a última hora de la noche del domingo, el Ministerio de Educación Nacional y Formación Profesional (Menfp) reconoció que en la primera semana del calendario escolar 2022-2023 será complicado reanudar las actividades escolares en varias partes del país.

Les invitamos a leer: Salud Pública activa protocolo de vigilancia en la frontera tras detectarse caso de cólera en Puerto Príncipe

Por ese motivo, se espera un retorno gradual a las clases, señaló el Menfp, que ha recibido diversos llamados de las instituciones educativas y sectores de la población que reclaman un clima de seguridad y un mejor marco que facilite el desplazamiento de estudiantes, padres y profesores para el retorno a la escuela

La cuestión se puso en conocimiento del Consejo de Gobierno del 2 de octubre, que se comprometió, una vez más, “a crear un marco de seguridad apropiado y un dispositivo adecuado para facilitar el desplazamiento de la población en general y de los escolares en particular”, señala un comunicado de prensa.

La institución pidió que se respete el “derecho a la educación de todos los niños en todas las circunstancias”, tal y como reconocen convenios internacionales ratificados por Haití, y recordó que la escuela “debe ser salvaguardada y preservada en todo momento”, según el documento oficial.

Ya hubo un aplazamiento del retorno a las clases, inicialmente previsto para el lunes 5 de septiembre, pero las autoridades educativas decidieron reprogramarlo para este lunes, según se informó el 26 de agosto pasado. Con este nuevo fallo para el inicio del curso escolar, no será posible se respetar el número de días lectivos reglamentarios, tal y como ocurre todos los años debido a los retos y crisis que azotan al país.

SITUACIÓN SOCIOECONÓMICA CAÓTICA

En el pasado, el inicio del nuevo curso escolar en Haití iba acompañado de una notable dinámica en los mercados públicos, a los que la gente acudía a comprar material académico, uniformes y calzado, pero no ha sido así en los últimos días, en los que todo el mundo se queja del deterioro de la crisis que sacude Haití.

La situación sociopolítica sigue siendo tensa en el país más empobrecido del continente americano, donde las crisis económica y sanitaria se agravan en el contexto de un fuerte deterioro de las condiciones de seguridad, con la multiplicación de casos de secuestro, ataques armados, robos y violaciones a manos de bandas criminales.

Tras cuatro meses consecutivos de una importante escasez de combustible, también achacable a las acción de las pandillas, el precio del transporte público se ha duplicado o, incluso, triplicado, mientras las autoridades carecen de la capacidad necesaria para frenar la crisis.

La carestía de carburantes, que actualmente puede encontrarse en el mercado negro por unos 5.000 gourdes (unos 41,50 dólares) el galón, también está causando que se duplique o triplique el precio de los productos de primera necesidad



EFE

Noticias Relacionadas