Escuela de Perico Ripiao Haina forma niños en manejo instrumentos

Acogida. El conjunto típico llena de satisfacción a padres. Se les enseña percusión, guitarra y danza. Patrocinio. El ayuntamiento de la comunidad está a cargo del alquiler local.

464
Los maestros Segundo Maldonado y Víctor Soto junto a una parte de los niños que conforman el Perico Ripiao. YANET FELIZ

HAINA, SAN CRISTÓBAL.-Su contagiante ritmo de música típica despierta el ánimo e invita a bailar a cualquiera espectador.

Se trata de la primera y única Escuela de Perico Ripiao, de la Fundación Refidomsa, en el sur del país y que opera en esta demarcación.

La iniciativa del maestro Dante Cucurullo, es coordinada por Víctor Soto, profesor de saxofón; se creó hace dos años y cuatro meses y forma parte de las propuestas educativas de la Casa de Cultura que dirige el profesor Segundo Maldonado en la calle María Trinidad Sánchez.

“Este conjunto es uno de tres grupos que patrocina Refidomsa, ya que tiene la Orquesta de Cámara Infantil y los Niños Cantores de Nizao.

El Perico Ripiao es el más reciente y es de gran impacto en la comunidad ya que con actuación llena de alegría y algarabía, tanto a los munícipes como a los padres de los niños y niñas por ser muy innovadores”, dijo Víctor Soto.

Él, junto a los maestros Luciano Núñez, a cargo de la enseñanza del acordeón; Nazaret Rodríguez, profesora de güira; Isaac Marte y Edilio Luciano de tambora, son quienes se encargan de enseñar cada una de esas disciplinas, montan sus instrumentos y luego los acoplan para que los actores toquen juntos y se “arme el fiestón”.

Música autóctona

En el país, específicamente en Santiago, existe la “Escuela de Perico Ripiao Ñico Lora”. En la zona del sur, estos son pioneros y aglutinan a unos 40 estudiantes en edades de 8 a 12 años y a lo largo del proyecto han impactado alrededor de 150 alumnos , que han sido inducidos especialmente en los ritmos del merengue, mangulina y carabiné, de acuerdo con Víctor Soto.

Cultura

A través de esta dinámica, los infantes conocen los orígenes del perico ripiao, unos de los ritmos más representativos del país, como la bachata, el pri-prí, y la sarandunga, explicó Soto.

“El perico ripiao representa todas nuestras etnias; sí nos vamos al acordeón es europeo y representa la parte española que vino a la isla; sí nos vamos a la tambora es la parte africana y la güira nos remonta a los taínos que la hacían de higüero, y simboliza guayar la yua”, detalló Soto.

Antes de que existiera la escuela, los niños se limitaban solo a la educación tradicional. De ahí que Soto insta a que otras entidades sigan ampliando el apoyo.

Aspiran ser artistas

— Nuevo horizonte
Antes de la escuela, los niños soñaban con ser peloteros, hoy se reflejan en famosos artístas como Rubi Pérez, según Segundo Maldonado. La escuela sirve para integrar a niños actividades sanas.

-- publicidad --