Erdogan defiende detenciones de periodistas en Turquía

Erdogan defiende detenciones de periodistas en Turquía

Erdogan defiende detenciones de periodistas en Turquía

Ankara, Turquía.- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, defendió hoy la detención de periodistas críticos con su gestión como un paso necesario para desenmascarar a “traidores” y criticó a la Unión Europea (UE) por inmiscuirse en los asuntos de su país.

Bruselas criticó ayer la operación policial en la que se han detenido a 31 personas en Turquía – en su mayoría destacados periodistas opositores y algunos policías- como incompatible “con la libertad de información, principio esencial de la democracia».

Erdogan declaró hoy en una intervención pública en el noroeste de Turquía que las detenciones se produjeron para salvaguardar la seguridad nacional y no tenían nada que ver con la libertad de prensa.  

“Esta cuestión no es sobre la libertad de prensa”, sostuvo Erdogan en la inauguración de una instalación de la compañía turca de refinerías de petróleo.   “Quienes amenazan nuestra seguridad nacional, y no importa si son miembros de la prensa, recibirán la respuesta que se merecen”, agregó.

Afirmó de forma desafiante que no le importa si esta operación afecta a las ambiciones europeas de Turquía.   “Si la UE nos acepta o no, esa preocupación no la tenemos. Pero guárdense su sabiduría para sí mismos”, dijo. «¿Qué saben ustedes (…), los que nos hacen esperar ante la puerta de la UE?, concluyó.

La mayoría de los periodistas detenidos, incluido el director del conocido diario Zaman, son de medios próximos al clérigo exiliado en Estados Unidos Fethullah Gülen, antiguo aliado de Erdogan convertido ahora en un abierto crítico del presidente.

Erdogan ha acusado a los seguidores de Gülen en la Judicatura y la Policía de estar detrás de las acusaciones de corrupción contra varios de sus colaboradores más cercanos y definió en el pasado las investigaciones -ya archivadas- como un “golpe judicial».

A los simpatizantes del clérigo exiliado también se les acusa de estar detrás de las filtraciones de grabaciones en las que, supuestamente, Erdogan aparecía implicado en actos de corrupción, algo que los “gülenistas” siempre han negado.

Después de destaparse la investigación hace un año, el Gobierno turco reasignó a miles de policías y fiscales, entre ellos los que lideraban las pesquisas, algo que la oposición ha calificado como una “purga” para impedir que se conozca la verdad.   Erdogan ha venido acusando a los simpatizantes de Gülen de establecer un “Estado paralelo” dentro de la Administración y en su primer discurso como presidente electo, el pasado agosto, prometió que actuaría contra ellos.

Los detenidos en esta operación policial están acusados de establecer, formar parte o liderar una organización terrorista, así como de fraude y difamación, según la Fiscalía.

Seis de los arrestados fueron puestos hoy en libertad después de ser interrogados, mientras el resto pasarán a disposición judicial mañana.  Erdogan defendió hoy la operación y aseguró que el país está “normalizando” su situación al limpiar las instituciones de “traidores».  

“Todo esto es parte de un proceso de normalización, nunca olvidéis que es en este periodo cuando se están plantando las semillas de la nueva Turquía”, sostuvo.

Además de la UE, Estados Unidos también ha solicitado a Turquía que respete los “valores fundamentales” de la libertad de prensa, mientras que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) exigió que se liberen “inmediatamente” a los arrestados.  

Horas después de las palabras del presidente, el viceprimer ministro turco, Bülent Arinc, recalcó que el Gobierno no puede hacer nada ya que se trata de un proceso judicial ajeno a la política.   “Este no es un proceso político en el que estemos involucrado como Gobierno.

Es un proceso legal”, declaró.   Y agregó- “Entre las acusaciones no hay nada que pueda vincularse con la libertad de prensa».   Turquía es el país del mundo con el mayor número de periodistas encarcelados (40), por delante de Irán (35) y China (32), según el Comité para la Protección de los Periodistas.

Las negociaciones para el ingreso de Turquía a la UE se iniciaron en 2005, pero el proceso ha estado bloqueado por el conflicto entre Ankara y Chipre y las reticencias de los Gobiernos de Francia y Alemania, entre otros.



Avatar

EFE

Noticias Relacionadas