Enviar remesas, otro reto para los inmigrantes venezolanos

208

Santo Domingo.-Los miles de venezolanos que han tenido que emigrar al país por la crisis política y económica que atraviesa su nación están recurriendo a métodos “no convencionales” para enviar remesas a sus familiares.

Aunque en Venezuela existen reconocidas agencias de envío de remesas como las usadas por dominicanos en el exterior, los nacionales de ese país prefieren hacer otra operación bancaria.

El objetivo no podría ser otro: que a sus parientes les llegue la mayor cantidad de bolívares posible.

Dos cambios disímiles

La diferencia de cambio en el mercado venezolano es además una de las principales razones para desistir de los envíos tradicionales.

En Venezuela existen dos precios al cambiar los dólares: el oficial y otro denominado “paralelo” o mercado negro, que se distancian mucho entre sí.

“Actualmente la tasa oficial está a unos 2,700 bolívares por dólar, mientras que en el mercado paralelo está a 9,788 bolívares por cada dólar”, especificó Jesús Barrios, uno de los venezolanos que ha emigrado al país.

 Comercio informal es una de sus principales fuentes de ingresos.
Comercio informal es una de sus principales fuentes de ingresos.

Como las agencias de envío de remesas formales usan la tasa oficial, estos extranjeros han buscado otro forma, a fin de que el dinero enviado les llegue a sus parientes al monto del “mercado negro”.

La operación

Para el envío varias personas relacionadas a la diáspora venezolana están sirviendo de intermediarios.
Se trata de personas que tienen cuentas en venezuela con suficientes bolívares.

Los intermediarios por lo regular son personas de “confianza”.

El venezolano que quiere enviar el dinero les contacta, le entrega el monto de forma presencial o por una transferencia bancaria local y el intermediario con su cuenta en Venezuela transfiere la cantidad pactada a los destinatarios.

Negocio de moda

Esta fórmula es un negocio creciente, ya que pocos emigrantes venezolanos tienen alguna cuenta bancaria en su nación con dinero disponible.

Por estos servicios se cobran comisiones entre un 5 y un 10 % del monto enviado, aunque algunos hacen el envío como una ayuda.

Algunos intermediarios tienen comisiones fijas sin importar la cantidad enviada. A diario se realizan operaciones de este tipo.

Los montos en pesos dominicanos enviados por lo regular oscilan entre mil, dos mil o máximo tres mil pesos, dijo Barrios.

Esta última cantidad, equivalente a US$64 al cambio del mercado negro, superaría los 600 mil bolívares.
Los servicios de envío de remesas son promovidos por redes sociales y otros medios usados masivamente por venezolanos.

Vendedor venezolano de empanadas y jugos en la calle.
Vendedor venezolano de empanadas y jugos en la calle.

Mercado volátil

“La tasa de cambio en un mismo día te puede variar de 30 hasta 700 bolívares”, indicó el venezolano Javier Rodríguez, para poner un ejemplo de algunos riesgos en los que se incurre al enviar remesas.

Rodríguez es miembro de la Fundación Colonia de Venezuela en República Dominicana, una entidad que agrupa a decenas de venezolanos.

Aún las autoridades no tienen un censo fiable que indique la cantidad de venezolanos en el país.

Lo que sí se sabe es que un gran porcentaje de ellos se está dedicando al comercio informal como medio de sustento, mientras que otros han sido contratados por diversas empresas.

La Fundación Colonia de Venezuela en República Dominicana afirma que la mayoría de venezolanos que han emigrado son profesionales de diversas áreas.

Llegada sostenida

Según datos de la Dirección General de Migración (DGM) 35,006 venezolanos llegaron al país en los primeros cuatro meses de este año.

En promedio el número de ingresos mensualmente se mantuvo en más de 8 mil venezolanos.

Incremento.

La presencia de venezolanos en las calles del país continúa aumentado sustancialmente.

Planteamiento.

La Fundación Colonia de Venezuela en el país valoró la acogida que han tenido de los dominicanos, a quienes califican como muy hospitalarios.

-- publicidad --