Enfermeras trabajan en situación precaria frente al covid-19

202
En el país hay un déficit de más de seis mil enfermeras. Foto de archivo.

SANTO DOMINGO.-En situación calamitosa y precaria se encuentran las enfermeras del país que laboran en las emergencias debido al coronavirus (covid-19), debido a la falta de insumos como guantes, mascarillas o los kits de protección para asistir a los pacientes que llegan a los centros de salud.

Luego de que la Asociación de Enfermería denunciara desde hace mucho tiempo que dicho gremio tenía un déficit de un 60% la situación pasó a mayores cuando el presidente Danilo Medina declaró el país en Estado de Emergencia.

“La condición se ha agravado por el decreto emitido por el Presidente de que todo el personal de enfermería que pase de 60 años o padezca de una situación como hipertensión, problemas renales, diabetes y embarazadas debe ser alejado de los servicios por su alto grado de vulnerabilidad”, indicó la presidenta de la Asociación Nacional de Enfermería, Francisca Peguero.

La salida de dicho personal implicó un retiro del 30% de las enfermeras, pero también algunas de ellas que estaban en condición de vulnerabilidad y fueron sacadas de servicio debieron ser reintegradas inmediatamente para suplir la demanda.

En la actualidad el país cuenta con 10,000 enfermeras, las cuales laboran en centros hospitalarios.

Peguero manifestó que la salida de esas enfermeras provocó que los servicios pasaran a ser de 24 horas con cuatro o cinco días libres para así evitar contagio por el covid-19. Sumado al hecho de que en los centros hospitalarios no aparece nada para la protección personal.

Para la enfermera es sorprendente el que las enfermeras no dispongan de los equipos que fueron donados por la República Popular China para proteger al personal hospitalario del país.
Insistió que si el personal médico, enfermería y de laboratorio no son protegidos en el país podría haber una catástrofe.

Además, Peguero informó que el sector enfermería ya tiene más 50 enfermeras aisladas y bajo observación por tener contacto con pacientes, sin ningún tipo de protección, positivos del covid-19.
“Tenemos en Monte Cristi una compañera que ocupaba hace una semana el puesto 1,001 en la lista de espera para realizarle la prueba de laboratorio del covid-19, debido que había tratado un paciente positivo”, explicó.

Para Francisca Peguero la espera para las pruebas de laboratorio hará que las personas fallezcan.

-- publicidad --