Martes, 25 de junio, 2019 | 9:26 am

En República Dominicana urge legislación ponga fin al manejo “primitivo” de basura

Contreras reveló que en ocho años el país pasó a generar de 7 a 14 mil toneladas diarias basura

Francisco Flores Chang, Domingo Contreras, Altagracia Tavárez, Francisco Dominguez Brito, Rafael Hidalgo y Onofre Rojas.
Francisco Flores Chang, Domingo Contreras, Altagracia Tavárez, Francisco Dominguez Brito, Rafael Hidalgo y Onofre Rojas.


Santo Domingo.-De “crítico”, “serio”, “preocupante“ y “delicado” fue definido ayer el manejo primitivo de los desechos en el país, por lo que urge una legislación que establezca líneas de acción para pasar de la etapa del caos a la industrialización de la basura.

Luego de hacer una retrospectiva del mal manejo dado a los residuos a nivel nacional durante siglos, tanto el ministro de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito, como representantes de la Mancomunidad de los Ayuntamientos del Gran Santo Domingo y la Federación Dominicana de Municipios coincidieron en que aquí no hay un modelo de relleno sanitario, ni proyecto exitoso que garantice una disposición final adecuada de los desechos.

Mientras se busca una salida definitiva a la crisis, Domínguez Brito adelantó que como entidad rectora del medioambiente mantendrá abierta la puerta del vertedero de Duquesa, porque la salud de la gente está por encima de los intereses y problemas de la tarifa entre Lajun y los cabildos.

“Tú no puedes tener una población llena de ratones, cucarachas, malos olores y moscas, que es lo primero que te sale mientras estás comiendo”, reflexionó Domínguez Brito.

En el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio estuvo René Polanco y Rafael Hidalgo, alcaldes del municipio Norte y de Azua, así como presidentes de la Mancomunidad y de la Fedomu.

Por igual, Domingo Contreras, exsecretario del Ayuntamiento del Distrito Nacional y director de Programas Especiales de la Presidencia; Francisco Flores Chang, director de Residuos Sólidos del Ministerio de Ambiente; Altagracia Tavárez y Onofre Rojas, directores ejecutivos de la Fedomu y la Mancomunidad, respectivamente.

Como parte de la “radiografía” que hicieron del malestar del aseo urbano, citaron que en el país existen 358 botaderos a cielo abierto, cuando apenas se necesitan de 7 a 10 rellenos regionales.

Basura diaria

En el país se generan 14 mil toneladas diarias de basura a nivel nacional, el 40 % de estas en el Gran Santo Domingo y de la totalidad el 89 por ciento con potencial reciclable.

Dominguez Brito, René Polanco, Domingo Contreras y Rafael Hidalgo conversan previo al Almuerzo.

Dominguez Brito, René Polanco, Domingo Contreras y Rafael Hidalgo conversan previo al Almuerzo.

Empero, el dilema es que el 80 por ciento de la población no paga por el servicio de recolección y los cabildos no reciben recursos suficientes, como además no han consensuado una tarifa con la empresa Lajun Corporation, a cargo de Duquesa. Igual ocurre con los usuarios, que deberían pagar entre RD$75 y 350. René Polanco afirmó que de no ser por la intervención de Medio Ambiente hubiesen tenido problemas peores, pero no deben estar a expensas de esa acción, sino que debe haber una legislación que regule ese servicio.

Domínguez Brito insistió en que la situación es “crítica”, en término institucional y cultural. Muestra de este último aspecto es que antes se lanzaba la basura en el mar; a orilla de los ríos y en las calles.

La situación no ha variado mucho. Entiende que es necesario nuevas líneas de acción.

“Hay un gran esfuerzo a través de la Fedomu a los fines asumir el tema como prioridad, igual hicimos acuerdo con la Asociación de Distritos Municipales con miras a elegir cien distritos e iniciar un proyecto de basura cero, reciclaje”, expresó Domínguez Brito.

Desechos peligrosos

Insistió en la necesidad de reducir los desechos en coordinación con las empresas, pero de forma ordenada. Citó el problema de las hospitales y clínicas que no tienen como esterilizar o incinerar los desechos peligrosos.

Rafael Hidalgo entiende que la basura requiere de otro abordaje integral y responsable que involucre el Gobierno, el empresariado y la ciudadanía.

Dijo que trabaja junto a la Liga Municipal y la DGPE a fin de reducir la cantidad de vertederos y crear rellenos controlados, como el caso de Azua, con asistencia de la Agencia de Cooperación Japonesa, con una implicación de RD$28 millones.

Domingo Contreras afirmó que el país vive una etapa de caos y hay que pasar a su industrialización.
“Nos hemos concentrado en la recolección y transporte, pagamos entre US$36 y 42 dólares, mientras que en Nueva York se pagan hasta 38 dólares, pero nosotros no tenemos dinero para llegar hasta el destino final, que es el tratamiento”, puntualizó.

Precisó que en la región ese proceso cuesta 16 dólares y, por eso aquí hay el desastre actual, porque no se destinan recursos y no hay un sistema completo, que además debe ser manejado por Compras y Contrataciones para transparentarlo

Aboga por una ley que obligue a las industrias destinar material reciclable para generar mercado interno, además de educar en las escuelas.

Externó su preocupación porque la basura del país está llena de productos cancerígenos.

Daños atentan salud y turismo

Onofre Rojas externó preocupación porque aún se discute si los municipios deben recibir el 10 % establecido por ley, apenas logran alrededor 3 %.

“Esto (la basura) tiene efectos muy graves, los daños ambientales y la salud pública son enormes y tiene consecuencias económicas.

Advertió que el catálogo de enfermedades como dengue y chikungunya cuesta mucho dinero, disminuye la productividad y atenta contra la idea del Gobierno de traer diez millones de turistas.

Dijo que tienen el diagnóstico del Plan Maestro con la JICA, que implica US$220 millones y recoge la estrategia de recolección y destino final adecuado.

Dijo que la seguridad sanitaria es una prioridad nacional y que se debe pasar a un modelo sostenible.