El fabricante de juguetes danés Lego batallan contra uso plástico

Empresas batallan contra uso plástico

Empresas batallan contra uso plástico

El fabricante de juguetes danés Lego dijo que busca alternativas para intensificar los esfuerzos de producir sus coloridos bloques de construcción usando materiales sostenibles en lugar de plástico a base de aceite.

En ese orden, invertirán 400 millones de dólares durante los próximos tres años.
La inversión ayudará a Lego a alcanzar su objetivo de convertirse en carbono neutral para 2022 en términos de producción, así como a eliminar gradualmente el plástico de un solo uso en los envases para 2025 y reemplazar los ladrillos de plástico por otros fabricados con materiales sostenibles al final de la década.

En 2015, Lego anunció una inversión de 150 millones de dólares para el uso de materiales sostenibles en sus productos.

La mayor parte de la nueva inversión de 400 millones de dólares se destinará a encontrar materiales más sostenibles para productos y empaques y en implementar los cambios, dijo la compañía.

Lego utiliza unas 90,000 toneladas de plástico en sus productos cada año, pero desde 2018 fabrica algunas de las partes menos rígidas de los sets, como plantas y árboles, a partir de biopolietileno, un tipo de plástico hecho de etanol, producido con caña de azúcar.

La inversión de LEGO en este desafío es enorme: su objetivo es el de empezar a usar esos materiales alternativos en 2030, y para lograrlo ha invertido 150 millones de dólares para contratar a investigadores que den con la solución.

A pesar de haber experimentado con 200 combinaciones de materiales, solo el 2% de sus productos se fabrican con bioplásticos.

Hay otras empresas como IKEA o Coca-Cola que también buscan alternativas a los plásticos tradicionales. Esta última prometió en 2013 que todas sus botellas de plástico incluirían materiales vegetales, pero el objetivo se difuminó y se han centrado en el reciclado.

Sin una solución

— Envases
La Coca-Cola produce 3 millones de toneladas de envases de plástico al año, equivalentes a unas 200.000 botellas por minuto. Y Lego no tiene un sustituto claro para el acrilonitrilo butadieno estireno, que utiliza en sus piezas.



Avatar

Agencias

Noticias Relacionadas