Empresarios temen caos Haití afecte comercio dominicano

Empresarios temen caos Haití afecte comercio dominicano

Empresarios temen caos Haití afecte comercio dominicano

El intercambio comercial entre República Dominicana y Haití ronda los 900 millones de dólares al año. fuente externa

SANTO DOMINGO.-El caos que impera en Haití, que cada día se agrava, ahora con el desabastecimiento de combustible y brotes de violencia mediante la reanudación de protestas constituye elemento de preocupación para el sector empresarial, que asegura la situación ha afectado el comercio entre ambos países.

Líderes empresariales coincidieron en que la seguridad de la República Dominicana y de algunos países de la región está en peligro, por lo que llamaron a las industrias a ser cautelosas.

El presidente de la Asociación de Industria de la República Dominicana, Celso Juan Marranzini, dijo que la República Dominicana es la que suple los bienes básicos de la población haitiana y que en la medida que la situación lo permite el comercio va fluyendo.

Dijo esperar el respaldo de la comunidad internacional hacia ese país para que esa situación empiece a revertirse de alguna manera.

Agregó que han ocurrido muchos hechos que han incidido en la estabilidad económica del vecino país, como el asesinato del presidente Jóvenel Moïse, la pandemia del Covid-19 y el terremoto ocurrido en agosto pasado. Almanzar dijo que apoyan el llamado del presidente Abinader de una intervención internacional que ayude a controlar la situación y que Haití se desarrolle.

“Tenemos que ser más cautelosos y seguir trabajando juntos para que cualquier suceso que ocurra en Haití no desencadene una situación en la frontera”, precisó.

Mientras, el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Pedro Brache, dijo que hasta el momento no se tiene cuantificado cuanto ha afectado la crisis haitiana el comercio, la cual aseguró que cada día se profundiza más porque la crisis ha ido evolucionando.

“Todos queremos que Haití recupere la senda de la democracia y la estabilidad”, aseguró Brache al considerar acertado el llamado del Presidente a la comunidad internacional para que vaya en auxilio del pueblo haitiano.
El pasado domingo el presidente de la República, Luis Abinader, advirtió a los dominicanos no visitar Haití, debido a la violencia e inseguridad que existe allí.

Crisis en Haití
En el día de ayer, la actividad comercial del mercado binacional fue nulo en la zona fronteriza de Dajabón, debido a la huelga que se realizó en Haití y que afectó el poblado de Juana Méndez.

Los manifestantes incendiaron neumáticos en las calles y bloquearon el cruce de compradores y vendedores de Cabo Haitiano y otras localidades del nordeste del vecino país.

Debido a esa situación, las Fuerzas Armadas dominicanas reforzaron la vigilancia en la frontera, permitiendo solo la entrada de personas con documentos.

Los bloqueos de pandillas y secuestros de los conductores de camiones de gasolina han producido interrupciones en la entrega del combustible que ha llevado a los residentes de Puerto Príncipe a una búsqueda desesperada de gasolina y diesel.

Las principales terminales de combustible de Haití están ubicadas en vecindarios controlados por pandillas.

Canciller asegura Abinader es responsable
Inseguridad. El ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, manifestó que existe una situación real de violencia e inseguridad en Haití que justifican el llamado del presidente Luis Abinader a que los dominicanos no viajen hacia ese país.

El canciller advirtió que, ante la cantidad de secuestros que ocurren en el vecino país, es obvio que hay que tener mucho cuidado, por lo que aseguró que el presidente Abinader está siendo responsable con alerta de no viajar a Haití.

El pasado domingo el presidente de la República informó que han reforzado la seguridad en las zonas fronterizas a fin de evitar que la violencia que se vive en Haití pase a República Dominicana, pero insistió en que los dominicanos no deben pasar al otro lado de la isla.



Joan Vargas

Joan Vargas

Noticias Relacionadas