Sábado, 19 de octubre, 2019 | 6:58 pm

El Zika pica y se extiende



Los Juegos Olímpicos de Río 2016 están como los pasajeros de guaguas voladoras y carros de conchos destartalados, que nadie quiere montarse y si lo hace, quiere llegar rápido para evitar contratiempos.

El primer gran obstáculo que causa temor es la grave crisis política que vive Brasil, y segundo, la campaña publicitaria bestial sobre el impacto del Zika.

Es tan así, que muchos países han anunciado, debido a lo mucho que se hace el sexo en ese tipo de eventos, que protegerán a sus atletas con un preservativo anti Zika.

Esa situación ha puesto a atletas de renombre más alerta que un gato con hambre detrás de su presa en una noche oscura.

Entre los que han reculado como mono en retirada están Novak Djokovic, Rafael Nadal, Serena Williams, integrantes del equipo de básket de EE. UU., Pau Gasol y muchos otros.

Y esos atletas cumplen su palabra y no darán un paso atrás, aunque los “maten”, imitando a algunos políticos del patio, que se sienten “atracados” por resultados del pasado proceso electoral.

Sin necesidad de ir a huelga de hambre, todo indica que habrá que tirar muchos patos al agua para que desaparezcan de Río 2016 las amenazas del Zika y algo más.

Hugo Lopez Morrobel

Publicidad