El vertedero de mi casa no es único

El vertedero de mi casa no es único

El vertedero de mi casa no  es único

Claudio Caamaño Vélez

Por un momento me sentí especial; que tenía algo que nadie más tenía. Sentía el orgullo de vivir al lado del basurero del barrio. Eso me iba a servir hasta de referencia para dar mi dirección: “donde tu veas el basurero, ahí es”. O para pedir un taxi: “en la casa del basurero”.

Pero mi felicidad duró poco, cuando me di cuenta que hay muchos otros basureros, algunos más pequeños y otros más grandes. Mi orgullo se destrozó junto con mis ilusiones…
…Perdonen la sátira, pero es la forma menos miserable que se me ocurrió de contarles la triste situación que vive mi comunidad. Vivo en Los Frailes, pero creo que puedo hablar en nombre de casi todos los barrios de Santo Domingo Este.

Hace más de un año y dos meses que asumieron las nuevas autoridades municipales. El actual alcalde basó su campaña en denunciar las irregularidades de la anterior gestión, con particular énfasis en los contratos mafiosos con las empresas recogedoras de basura.
Hoy, 438 días después de asumir, nos dice que la basura se acumula en nuestras calles por culpa de esas empresas que no hacen el trabajo. Pero igual les sigue pagando.

No se sabe de ningún intento de renegociar o de demandar la nulidad de esos “mafiosos contratos” que tanto denunció. Complicidad por omisión.

Los munícipes eligieron un alcalde para ver soluciones, no para escuchar excusas.
El actual alcalde debió analizar bien las cosas antes de presentar candidatura. Ahora, que asuma las responsabilidades de sus funciones y cumpla sus promesas. Ese es su deber.



Avatar

Claudio Caamaño Vélez

Etiquetas

Noticias Relacionadas