El uso de un buen calzado evita las malformaciones en los pies

0
613

Santo Domingo.- Los juanetes son una de las quejas más comunes que reportan los pacientes a los podólogos en las consultas.

Si no se trata apropiadamente en la etapa inicial del desarrollo, el juanete (Hallux valgus) puede progresar a una enfermedad del pie debilitante y muy dolorosa.

Según Jean G. Pimentel Rodríguez, especialista en Ortopedia y Traumatología con subespecialidad en Cirugía Reconstructiva de Miembros Inferiores, los juanetes se desarrollan con el tiempo y algunas veces sin dolor, explicando que los síntomas tempranos incluyen que el dedo grande se mueve hacia los dedos más pequeños, inflamación roja y un bulto en la base de la articulación del dedo grande y otras deformidades del pie, como el dedo martillo y dedo en garra.

La incomodidad del juanete puede ser la falta de flexibilidad de la articulación del dedo grande (artritis) o dolor sobre la parte superior o el lateral del dedo grande con la presión del zapato. Sin embargo, en general, el dolor del juanete es profundo, duele la articulación y puede interferir con las actividades diarias.

Manifiesta que hay una serie de razones de por qué esta deformidad se forma y en primer lugar está el componente genético, ya que muchos niños tienen padres o abuelos que también han tenido la misma deformidad.

Se da por algunas causas

“Dependiendo si es un juanete juvenil o del adulto las causas son distintas, pero en general en el juvenil el metatarso primovaro, la hiperlaxitud y la displasis juegan un papel muy importante produciendo inestabilidad de la articulación y el juanete”, apuntó.

Aconsejó evitar el calzado que quede muy ajustado o que dé trabajo ponérselo, resaltó que las mujeres que, por lo general, visten zapatos muy ajustados y con tacones muy altos suelen desarrollar juanetes, pero cualquier zapato que sea muy angosto, corto o ajustado debería no ser tenido en cuenta.

Explica que los hombres también tienen riesgo de tener juanetes debido a la elección inadecuada de calzado.

La intervención temprana ayuda a prevenir el desarrollo de los juanetes o el dolor y la necesidad de una cirugía o una bunionectomía.

Expresó que los riesgos que se acarrean con este tipo de protuberancia es la Metatarsalgias, que es dolor en las coyunturas del pie, inflamación que puede producir infección, deformidad progresiva hacia todo el ante pie que lleva a una artrosis temprana.

Dolores severos

Los síntomas son en un inicio hinchazón, enrojecimiento y dolor que progresa a una alteración de la anatomía del pie llevando consigo discapacidades motoras.

“Afecta mucho más al sexo femenino, podríamos decir que hasta en un 80% y se evita con un correcto uso del calzado y un adecuado estilo de vida”.

Para no llegar al termino de ir al quirófano se logra si en sus inicios se atiende a tiempo el juanete, pues hay un abanico inmenso de tratamientos clínicos y ortesicos. 

-- publicidad --