Martes, 25 de junio, 2019 | 4:36 am

El riesgo de someter tu cuerpo a no consumir agua

Hidrata. Se encarga de llevar nutrientes a las células, ayudando a la digestión, eliminando residuos de los riñones. Vital. Cuerpo la almacena en grandes cantidades y la repone constantemente.

11/02/2019 ELDIA_LUNES_110219_ Vida & Estilos20


SANTO DOMINGO.-Caminando por la calle escuché a un individuo decir que no le gusta tomar agua, expresión que me inquietó, porque los médicos siempre andan recomendando tomarse ocho vasos de agua al día, lo que equivale a dos litros.

La presidenta de la Sociedad de Medicina Familiar, Ronit Hernández, cita la importancia de tomar abundante líquido, al tiempo que explica que el agua se encarga de llevar nutrientes a las células, ayudando a la digestión, elimina los residuos de los riñones, hidrata la piel, lubrica la boca, nariz y articulaciones. Además, regula la temperatura corporal y el metabolismo.

Sostiene que en cualquier actividad física se pierde agua, y pone de ejemplo los ejercicios de altas temperaturas, traspiración y la orina.

Estos aspectos conllevan a que ocurra una deshidratación moderada y esto enlentece el metabolismo, lo que a su vez es perjudicial para los riñones, causa cefalea, deshidratación, fatiga, debilidad muscular, mareos y esto puede llevar a la muerte.

“El 65% del cuerpo humano es agua, se puede resistir semanas sin alimentos sólidos, pero no ocurre lo mismo con el agua, el cuerpo la almacena en grandes cantidades y necesita reponerla constantemente”, explica.

La especialista atribuye a la formación de hogar el que muchos individuos no les guste tomar agua. Llamó a los padres a acostumbrar a sus hijos al consumo de agua.

Hernández agrega: “Cuando sucede lo contrario, que los padres sustituyen el agua por bebidas industrializadas, como refrescos y jugos artificiales, este hábito se ve reflejado en la adultez y cuando tienen que tomar la decisión de ingerir agua o refrescos casi siempre optan por lo artificial y de esa forma dar gusto al paladar y no a la salud” .

La línea de defensa

La dermatóloga Ana Castillo, quien labora en el Instituto Dermatológico Dr. Huberto Bogaert Díaz, en la unidad de San Cristóbal, explica que la piel es la línea de defensa ante los diversos factores a los que estamos expuestos.

Resalta que tener una piel hidratada permite que la epidermis luzca una apariencia juvenil, fresca y lisa.

Precisa que el agua es el principal componente de las células y los tejidos , representa del 75% al 60 % (desde el nacimiento hasta la adultez, respectivamente) de la composición del cuerpo.

“En cuanto a la fisiología de la piel humana, el contenido de agua juega un rol importante en las diferentes funciones de la piel, sin embargo una relación directa entre estas propiedades y un consumo de agua regular específico no ha sido claramente demostrado”, añade Castillo.

Resalta que la salud incide tanto en el consumo de agua como el uso de cremas hidratantes y filtros o pantallas solares.

Músculo esquelético

El ortopeda traumatólogo Marcelo Puello también coincide en que se debe mantener el cuerpo hidratado, lo cual permitirá mantener la elasticidad del aparato muscular, sobre todo por el tipo de clima tropical.

Describe que los huesos se componen de 25% de agua, 45% de sales minerales, como calcio, y un 30% de materia orgánica, “Ahí radica la importancia de que el hueso necesita agua, ya que esta representa, aproximadamente, del 55% al 60% de la masa corporal de un adulto”.