El papa nombra a Ozoria Acosta nuevo arzobispo de Santo Domingo

35
Papa Ozoria
Papa Ozoria

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco ha nombrado nuevo arzobispo metropolitano de Santo Domingo a Francisco Ozoria Acosta, en sustitución del cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, cuya renuncia ha aceptado, informó hoy el Vaticano.

El pontífice argentino aceptó la renuncia del cardenal López Rodríguez en aplicación del artículo 401/1 del código canónico que la prevé al haber cumplido los setenta y cinco años de edad.

Lea también: Se estrecha el círculo del que saldrá el nuevo arzobispo de SD

Ozoria Acosta, que procede de la diócesis de San Pedro de Macorís, nació el 10 de octubre de 1951 en Nagua, diócesis de San Francisco de Macorís, en la República Dominicana.

Realizó estudios elementales en las escuelas Payita y Mercedes Bello de Nagua; posteriormente estudió en el Seminario San Pío X de Licey al Medio en Santiago de los Caballeros.

Lea también: Okolo, un nuncio que ha enfrentado grandes retos

Estudió filosofía en la Universidad Madre y Maestra de la archidiócesis de Santiago de los Caballeros y teología en el Pontificio Seminario Santo Tomás de Aquino de la misma archidiócesis.

Fue ordenado presbítero el 2 de septiembre de 1978 en la diócesis de San Francisco de Macorís; tras su ordenación presbiterial recibió los siguientes encargos- director de la ópera diocesana para las vocaciones sacerdotales en la diócesis de San Francisco de Macorís y vicerrector y formador del Seminario menor de la diócesis de La Vega (1978-1981).

Lea también: Un arzobispo que ha hecho historia

Posteriormente fue vicario episcopal para la pastoral y párroco de María Madre de la Iglesia (1981-1988) luego párroco durante nueve meses de San José la Bomba de Cenoví, de San Juan Bautista de Pimentel (13 meses) y de Santa Ana de San Francisco de Macoris (2 años).

En 1988 fue enviado a Roma para estudiar en la Pontificia Universidad Lateranense, donde se licenció en 1990 en teología pastoral. De regreso en la República Dominicana fue formador y profesor de teología pastoral en el Pontificio Seminario Santo Tomás de Aquino de la archidiócesis de Santo Domingo (1990-1992).

Fue párroco de la parroquia de la Santísima Trinidad de Nagua y de la de San Francisco de Asís de El Factor (1992-1997), y también de la de Santiago Apóstol de Arroyo al Medio.

Lea también: El Vaticano se aboca a nombrar arzobispo Santo Domingo

El 1 de febrero de 1997 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis de San Pedro de Macorís; en la Conferencia Episcopal Dominicana fue presidente de la Comisión Nacional para Laicos, de la Comisión Nacional de Pastoral de la Movilidad Humana, de la Comisión Episcopal de Pastoral Haitiana y para los Trabajadores de la Salud.

Además de este nombramiento el papa aceptó la renuncia como auxiliar de la archidiócesis de Santo Domingo de monseñor Amancio Escapa Aparicio, obispo titular de Cene, según los artículos del código canónico referidos a quienes cumplen los 75 años.

López Rodríguez mantiene condición de cardenal 

Al cesar en el cargo, López Rodríguez pasará a ser arzobispo emérito de Santo Domingo, pero mantendrá su condición de miembro del Colegio Cardenalicio de por vida, aunque solo mantiene el derecho a votar en caso de elección de un nuevo Papa hasta los ochenta años, los cuales cumplirá el 31 de octubre próximo.

El purpurado dominicano presentó su renuncia como arzobispo titular en 2011, cuando cumplió 75 años, atendiendo una disposición del derecho canónico. El canon 401 del ordenamiento jurídico de la Iglesia católica establece: “Al obispo diocesano que haya cumplido setenta y cinco años de edad se le ruega que presente la renuncia de su oficio al Sumo Pontífice, el cual proveerá teniendo en cuenta todas las circunstancias”.

Desde hace varios meses el cardenal López Rodríguez ha estado delegando parte de sus funciones públicas en sus más cercanos colaboradores y está inmerso en una especie de retiro voluntario.

Los 25 años como cardenal

López Rodríguez fue elegido y nombrado Obispo de San Francisco de Macorías por el papa Pablo VI el 16 de enero de 1978 y consagrado el 25 de febrero siguiente por el entonces cardenal Octavio Antonio Beras Rojas, a quien sustituyó como Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo el 15 de noviembre de 1981. Diez años más tarde fue elegido presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), el 25 de abril de 1991, y creado cardenal el 28 de junio de ese mismo año por el papa Juan Pablo II.

Tras su renuncia como arzobispo de Santo Domingo en 2011, el papa Benedicto XVI le instruyó para que continuara al frente de la arquidiócesis y lo propio hizo el papa Francisco tras asumir como Pontífice.

-- publicidad --