El país tendrá primer registro nacional de tumores de enfermedades hematológicas

El país tendrá primer registro nacional de tumores de enfermedades hematológicas

El país tendrá  primer registro nacional de tumores de enfermedades hematológicas

Lo alentador de todo esto, según la especialista argentina, es que este mal es potencialmente curable con el primer esquema de tratamiento.

Uvero Alto, Higüey.-Para nadie es un secreto que como país ha debilidad en las estadísticas de cualquier tipo de enfermedad.

Sin embargo, con el paso de los años esto ha ido cambiando, debido a que las sociedades especializadas aplican una serie de estrategias para que la República Dominicana pueda tener datos aproximados de las patologías que afectan a la población y así construir políticas y acciones que permitan dar la correcta prevención y atención a aquellos que pudieran ser afectados.

Muestra de ello es lo planteado por el hematólogo Sócrates Sosa, presidente de la Sociedad Dominicana de Hematología, quien reveló que el país formará parte del registro nacional de tumores de enfermedades hematológicas, pero que además participará en la investigación latinoamericana de cánceres,específicamente del conocido como linfoma tipo T.

Una deuda pendiente

“Como sociedad hematológica tenemos una deuda pendiente en el país de hacer el registro nacional de tumores y enfermedades hematológicas.

Porque aquí no existe un registro de ello. Por ende aprovecharemos el impulso de la doctora argentina Astrid Pavlosky, quien está haciendo un registro para los linfomas T.

Como país haremos nuestro aporte, mandando los datos de nuestros pacientes para que entremos a formar parte de este registro latinoamericano”, detalló Sosa. Indicó que esto beneficia a la sociedad en sentido general, porque así se sabrá qué se necesita para manejar a esos enfermos.

“Debemos saber cuál es la cantidad de pacientes que tenemos en este caso con linfoma”, dijo.

Mejor cobertura

Argumentó que esto permitirá negociar con las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) para que los tratamientos que requieren este tipo de patologías puedan ser cubiertos dentro del Plan Básico de Salud (PBS).

“El diagnostico de una enfermedad hematológica cambia totalmente el estilo de vida de la persona, sobre todo porque son enfermedades de alto costo.

Esto impacta directamente a la economía familiar. Hay familias que han invertido todo en la enfermedad de una persona buscando la cura o para mejorar su calidad de vida.

Explicó que un linfoma es una enfermedad que con el experimento de nuevas terapias hoy todo el mundo quiere acceder a ellas, pero al ser de muy alto costo se le dificulta a la familia costear y acceder a estas alternativas para enfrentar el mal.

La doctora Esmedaly Romero, presidenta del comité científico del X Congreso Internacional de Hematología 2019, celebrado este fin de semana en Uvero Alto, puntualizó que tan pronto se le explica a la familia que un miembro de ellos tiene este tipo de tumor, empieza a generar estrés, ya que no saben de dónde sacarán el dinero para brindar una correcta atención al paciente.

En este punto el médico, prosigue la especialista, no solamente realiza un trabajo con el paciente, sino que además un trabajo social con la familiar, ya que “afecta la parte emocional de cada uno de los involucrados”.

El linfoma es una enfermedad oncológica en la sangre, que se caracteriza por tener células que se llaman lifositos que son tipos de glóbulos blancos que crecen descontroladamente, escapando de la capacidad del cuerpo para controlar su crecimiento, lo cual genera ganglios.

Datos del país

— Estadísticas
De acuerdo al Observatorio Global del Cáncer del año 2018, se tiene un registro de 322 casos de linfoma no Hodgkin al año, se producen 179 muertes anuales y la prevalencia en cinco años será de 869 nuevos casos.

Hay 50 variedades con incidencia diferente

Tipos. Sobre la enfermedad, la doctora Pavlosky, luego de participar en el congreso como disertadora, dijo que existen más de 50 variedades de linfomas y cada tipo tiene una incidencia diferente en la edad.

Precisa que hay un tipo de linfoma que afecta a un grupo de individuos menores de 30 años y otro a mayores de 70 años.

Relata que según los tipos de linfoma las casuísticas pueden ser las mismas para determinadas regiones geográficas “para muchos linfomas es lo mismo cualquier país del mundo, pero para otros hay una diferenciación, estamos tratando de saber cuál es la incidencia del linfoma en Latinoamérica, porque la enfermedad tiene un comportamiento muy complejo y cada caso requiere un tratamiento personalizado”.



Dayana Acosta

Dayana Acosta