El país se encamina hacia una catástrofe por inundaciones

El país se encamina hacia una catástrofe por inundaciones

El país se encamina hacia una catástrofe por inundaciones

Teodoro Tejada

El país se encamina hacia una catástrofe por faltas de políticas públicas de prevención antes de que ocurran eventos atmosféricos, donde las inundaciones provocadas por desborde de ríos por ausencia de canalización y encauzamiento de sus cauces, con el objetivo de que su sección transversal permita desaguar de manera rápida el caudal de grandes avenidas, lo mismo que la falta de mantenimiento en drenajes longitudinales y transversales en infraestructuras viales, canales de riegos, cañadas, puentes, elevados, pasos a desnivel y limpieza de imbornales, sumado a la ausencia de un sistema de alcantarillados pluviales.

Un ejemplo de esto son las inundaciones ocurridas el viernes 4 noviembre 2022, principalmente en el Distrito Nacional y nada se has hecho para que, los acontecimientos ocurrido, no vuelvan a producirse. Con todo y eso no han iniciado un vasto plan de limpieza de imbornales, ni las construcciones de nuevos sistemas de imbornales sostenibles, diseñados de acuerdo a la adaptación del cambio climático y construidos en forma continuos, para que, no solo se construyan en los puntos críticos o de inflexión donde confluyen la mayor cantidad de aguas de escorrentías.

El martes 15 de noviembre, asistí en horas de la tarde, al recinto de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), al acto de investidura como Doctor Honoris Causa del científico y desarrollador de varios programas de análisis sísmicos para estructuras, Mr. Ashraf Habibullah.

Al regreso pude constatar que las pequeñas lluvias caídas esa tarde, casi todos los imbornales presentaban ineficiencia, debido a que las aguas no podían drenar por saturación de basuras y sedimentos los que, provocaron inundaciones, en las inmediaciones del Club Los Prados, las calles del Ensanche Quisqueya, Evaristo Morales, Urbanización Fernández, el Paraíso, los platanitos, las Av. Abraham Lincoln, Wellington Churchill, Sarasota, Anacaona, prolongación Av. Independencia y malecón de Santo Domingo.

Hay que citar algunas que llevan años con esa situación de grandes inundaciones, entre ellas, La Anacaona con Av. Italia, área del Hotel Dominican Fiesta, la Sarasota esquina Dr. Defilló, la calle Helio, en Bella Vista Mall, la calle Pedro A. Bobea entre la Rómulo Betancourt y la Av. Sarasota en Bella Vista, el agua lluvias caídas no drenan porque los imbornales están tapados por sedimentación y basuras, y las autoridades no actúa.

Se hace imprescindible seguir abordando el tema de las malas experiencias de las precipitaciones caídas, la tarde del pasado viernes 4 de noviembre 2022, en el Distrito Nacional y el gran Santo Domingo, las cuales produjeron un colapso de la vida cotidiana por grandes inundaciones, las tres horas las aguas de lluvias caídas superiores a las totalidades producidas en los primeros 10 meses del año.

El presidente Luis Abinader informó que ningún gobierno ha invertido en un sistema de drenaje pluvial, ni sanitario porque esas obras no se ven. Las catástrofes surgidas ese viernes dicen todo lo contrario, y la población pudo observar una vez más, las deficiencias las autoridades.



Teodoro Tejada

Noticias Relacionadas