Sábado, 23 de marzo, 2019 | 3:11 am

El Pactos Eléctrico, Desarrollo y Concertación



Diversos actores de la sociedad dominicana han opinado a favor y en contra de la posposición del llamado pacto eléctrico que contiene la Estrategia Nacional de Desarrollo en la Ley 1-12 de enero del 2012

Sectores de la sociedad civil y la opinión pública de República Dominicana son de opinión que debe regularizarse todas las empresas en el sector eléctrico, usuarios e inversionistas.

Sin embargo, en un artículo que publique el pasado año titulado “Pactos, Mediación y Ley Estrategia de Desarrollo” enConflictos y Mediaciones indique que los “Tres pactos o acuerdos contemplan la referida ley y solo el educativo no completo desde nuestro punto de vista, ha sido realidad a través de movilizaciones del movimiento social”.

Exprese en esa oportunidad que “Los pactos fiscal y eléctrico por creencias política y no de desarrollo, no se ha hecho realidad porque el Estado no ha fijado una posición coherente al contexto nacional y a favor de la gente”.

Señale que “Cuando se pensó en estos dos acuerdos fue para organizar y comprometer a todos los sectores a asumir responsabilidades y compromisos para el desarrollo y porvenir de la sociedad”.

Nos preguntamos como en 4 años o más,  gobierno, políticos, sociedad civil, académicos, empresarios y sindicatos no han concertado un consenso que coloque a todas las partes en consonancia con la realidad. Los apagones financieros son cada vez más repetitivos y continúan afectando a la población.

Desde Conflictos y Mediaciones entendemos que el pacto eléctrico no esta los suficientemente consensuado para que todos las partes lo firmen. Entendemos que hace falta realizar consultas amplias en las organizaciones de la sociedad civil de los barrios y comunidades de todo el país.

Ellas no conocen en el fondo que ocurrirá en el futuro con ese pacto. Es vedad que la Ley 1-12 dice que en 6 años tendríamos un gran acuerdo social en relación al consumo de electricidad, facturación, pagos u otros puntos que debe conocer la sociedad.

No es posible firmar un pacto en desconocimiento del pueblo dominicano. El pueblo desconoce los puntos consensuados, pero a la vez, desconoce a profundidad las implicaciones que traería como consecuencia el pacto eléctrico.

La Ley Estrategia Nacional de Desarrollo (END) dice que todos sus pactos, que en este caso son tres, tengan acuerdos concertados e implique jornadas cívicas para garantizar que el 2030 contaremos con la electricidad demanda y que la población pagara la energía eléctrica no importa su nivel de ingreso.

Hicieron bien las organizaciones de la sociedad civil, el equipo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y el Partido Revolucionario Moderno (PRM) en abortar el pacto.

Nos gustaría que el sector social presente en estas discusiones y diálogos den la cara a la opinión publica y a la sociedad y que expliquen al país en que consiste el pacto y que implicaría para la gente la firma del mismo.

Somos de opinión, que el plan sea socializado a la opinión pública, focalizado a los sectores organizados del país, para que el pacto deseado sea el ideal y el requerido por la nación.

Existen mecanismos para hacer las consultas con la población, las organizaciones, academias, gremios, sindicatos y todas las fuerzas vivas para hacer el Pacto Eléctrico tal como lo plantea la Estrategia Nacional de Desarrollo en sus estrategias y objetivos.

Ver también: https://eldia.com.do/pactos-mediacion-y-ley-estrategia-de-desarrollo/

Publicidad