Miércoles, 20 de febrero, 2019 | 4:49 am

El modelo del médico familiar en los pueblos inspiró a Rafael Sánchez

Vivencias. El ministro de Salud contó que su pasantía médica en el hospital Juan Pablo Pina despertó su sensibilidad social. Política. El PLD no es como era en sus inicios, en 1973.

La sociedad en que iniciamos  el PLD no es la misma que tenemos hoy.  ELIESER TAPIA
La sociedad en que iniciamos el PLD no es la misma que tenemos hoy. ELIESER TAPIA


SANTO DOMINGO.-Los médicos familiares de los pueblos donde vivió Rafael Sánchez Cárdenas fueron la inspiración del galeno, quien hoy ejerce el cargo de ministro de Salud Pública.

Al rememorar cómo los médicos visitaban su hogar y conversaban con su madre Lourdes Amparo Cárdenas Minaya, dijo que esa calidad humana lo marcó, a tal punto que optó por estudiar Medicina en la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

“Yo observaba a los doctores Perelló y Cantisano Arias, quienes hacían visitas domiciliarias para dar seguimiento a sus pacientes, en aquellos tiempos el médico era conocido en la región y este conocía a todos” citó.

Sánchez Cárdenas, quien es oriundo de Montecristi, narró que le tocó cambiar constantemente de residencia, debido a que Rafael Augusto Sánchez, su padre, era el auditor contable más experimentado de la época y se veía en la obligación de acudir a donde lo enviaran.

Describió que muchas veces los lugareños no tenían para pagar a los galenos con dinero, sino que lo hacían realizando un intercambio por animales y especias.

Al preguntarle sobre su niñez, el ministro de Salud esbozó una sonrisa que le delató aun sin hablar, y dijo que tiene muy buenos recuerdos de ella, a pesar de tener siete hermanos.

Cuenta que de sus momentos de infancia más memorables recuerda las vacaciones escolares, cuando se dirigía junto a sus hermanos a casa de sus abuelos para jugar en el campo.

Durante su participación en Los Coloquios que realiza el periódico El DÍA, relató que su padre era empleado de la oficina de correos y a los tres meses de nacido la familia se fue a vivir a la comunidad de Rincón en La Vega.

Pero en esa provincia duró poco tiempo. Narró que seis meses más tarde fue trasladado a la oficina de correos del hotel Montaña, en Jarabacoa, y ahí permanecieron por un año, siendo este el lugar donde dio sus primeros pasos.

Tras residir en lugares como Loma de Cabrera e Higüey, llegaron hasta Santiago de los Caballeros, donde la familia se estableció para que los hijos asistieran a la escuela.

Sánchez Cárdenas terminó sus estudios medios en el colegio San Francisco de Asís en Santiago de los Caballeros. “Ahí están todos mis encantos, de mi niñez, de mi juventud temprana”, expresó.

‘Vanguardia del pueblo’

Concluido el bachillerato, él y otros catorce compañeros del colegio se inscribieron en las UASD a estudiar Medicina. Así que nueva vez Sánchez Cárdenas preparó las maletas y vino a residir a la capital, específicamente al ensanche Quisqueya, a la casa de una tía, donde se sentía como en su casa, ya que en su familia los lazos familiares son muy estrechos.

Aseguró que durante el período universitario no tuvo precariedades económicas, más que las tradicionales en los estudiantes, como el alto costo de los libros. Dijo que desde que era estudiante visitaba hospitales, como el Moscoso Puello.

Durante sus tiempos de internado en el hospital Juan Pablo Pina reforzó su sensibilidad social, más cuando veía las adolescentes con 11 años embarazadas, así como los accidentes de tránsito que ocurrían en la carretera.
Su vida política la inició en 1975 a través del periódico “Vanguardia del Pueblo”.

Definió al Partido de la Liberación Dominicana de la actualidad como un partido de masas abierto y del ejercicio del Estado distinto al PLD donde se inició, que era un partido de oposición en el que no existían las clases sociales, y era libertario.

Sobre las diferencias del PLD de ayer y el de hoy manifestó que añora la fuerza instructora con la que Juan Bosch, a quien llama don Juan, trabajó, en términos de honradez y la ética, cualidades que mantuvieron al PLD con fortaleza durante sus inicios.

Al referirse al comportamiento que refleja la sociedad en cuanto a las enseñanzas de los extintos líderes políticos Juan Bosch y Joaquín Balaguer, dijo que el cambio en la misma es dinámico y multicasual, ya que existen momentos en los cuales esta se siente bajo presión y muestra algún rasgo de un líder, mientras que en otra ocasión surge otro.

“Cuando aquí se quiere hacer veeduría, cuando aquí se quiere indagar, yo creo que eso está muy cerca de don Juan, mientras que el pragmatismo que necesita el ejercicio de una sociedad abierta que tienen los nuevos liderazgos también es necesario y Balaguer era un hombre muy pragmático”, expresó el funcionario.

Danilo Medina

El ministro de Salud conoció al presidente Danilo Medina dentro del PLD, donde el mandatario llegó a ser coordinador de la secretaria de la organización política.

Narró que antes de ser ministro de Salud cumplía funciones en el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt), donde se desempeñó durante cinco años como viceministro de Relaciones Internacionales, y trabajó instrumentando y estructurando las relaciones con universidades de Europa, Asia, América Latina y Estados Unidos.

Detalló que durante su tiempo en el Mescyt se percató de que los jóvenes dominicanos salían fuera del país a recibir formación y que al regresar a la República Dominicana no tenían facilidad de inserción laboral.

En cuanto a una posible reelección del presidente Danilo Medina, el ministro Sánchez Cárdenas manifestó que es el propio presidente Medina Sánchez quien debe elegir el camino para volver a plantear una candidatura, una vez lo decida.