Médico que se quitó anillo de la UASD hasta validar carrera en EU

El médico que se quitó anillo de la UASD hasta validar carrera en los Estados Unidos

El médico que se quitó anillo de la UASD hasta validar carrera en los Estados Unidos

A la fecha el doctor Almánzar ha donado más de mil 500 sillas de ruedas, más de 50 anual.

Santo Domingo.-“Tuve que quitarme el anillo de graduación de la UASD porque mis lágrimas llenaban los vestidos que empacaba en una factoría en el estado de New Jersey, y me dije que hasta que no lograra pasar mis exámenes para revalidar mi carrera, no me lo volvería a poner jamás”.

Así habla, Fredy Almánzar Disla, presidente de la Fundación Doctor Almánzar, uno de los tantos profesionales de la diáspora que han emigrado a Estados Unidos y ponen allí en alto la bandera tricolor, además de que cada año le devuelve al país con su accionar, un gesto de gratitud ayudando a mejorar la calidad de vida de miles de conciudadanos.

Grupos de personas durante el último operativo.

El reconocido galano, oriundo de Pimentel, hijo de un billetero-quinielero y ama de casa, graduado en la Universidad Autónoma de Santo Domingo en 1988, dijo que de gustarle la política pudo haber incursionado gracias a la admiración lograda, pero prefiere servir a través la carrera que escogió.

Su vocación de servicio, le afloró cuando hacia la pasantía médica en el distrito municipal de Cabrera, provincia María Trinidad Sánchez, dónde a partir de que se convirtió en “manegeer” de un equipo masculino y femenino de softbol comenzó a promover operativos médicos bajo el nombre de la “Liga Almánzar”.

Inicio proyecto
Desde allí, y gracias a que era un estudiante que portaba una residencia norteamericana en el bolsillo, tres años antes de graduarse, inició relaciones con profesionales en la residencia médica que posterior le sirvieron de peldaño para escalar en EE. UU..

Fue así como al llegar a ese país, en los primeros años se le hizo fácil ingresar como vocal al Desfile Dominicano de New Jersey, dos años más tarde este cambio de nombre y se nombró: “Los Dominicanos de New Jersey”, en esa dinámica pasó a ser secretario y cinco años más tarde creó allí en el 2014 la Fundación Doctor Almánzar con un cirujano judío- americano de apellido Ringler. Previo a eso, en el 2013 lograron venir y hacer la primera cirugía de labios leporino en Bonao bajo la sombra de lo que era la Liga Doctor Almánzar.

“Comenzamos como los operativos de New Jersey, desde el 2000 hasta el 2013, luego se cambió el nombre, y desde 1994”, narró el galeno que vino en octubre a Monte Cristi, Dajabón y Loma de Cabrera en una de sus jornadas favoreciendo a 3 mil 500 pacientes.

La referida fundación sin fines de lucro, que tiene alcance en Latinoamérica y el Caribe ha impactado en áreas de 14 especialidades como pediatría, neumología, ortopedia, gastroenterología, ortopedia, odontología, oftalmología, endocrinología, terapias y prótesis de mama. Desde entonces comunidades del país que se propuso como eje principal.

Tiempos difíciles
Fredy superó muchas pruebas antes de convertirse en un líder en la comunidad hispana.
Antes de establecerse y especializarse en terapia respiratoria y asma en Estados Unidos y ser dueño de la empresa diagnóstica pulmonar “Servicio Respiratorio Hispano”, el entonces forastero médico cuenta parte de las vivencias superadas hasta lograr el sitial de hoy.

“Fui chofer de Domino’s Pizza llevando pedidos a domicilio a apartamentos, trabajador de factoría, pase muchas vicisitudes hasta graduarme en julio 1994 en Bergen Community Comic College en Paramus New Jersey y de ahí fue cuando cambió mi vida automáticamente”, narró el galeno que al lograr su objetivo volvió a usar su anillo de la UASD y goza de gran estima de sus compueblanos e hispanos en Estados unidos. Ojalá muchos otros imiten su labor social a favor del país.

Lugares impactados con las jornadas
Ayudas En sus 22 años han favorecido más de cien mil pacientes de forma ininterrumpida. Además de las sillas, llevan entregadas más de 20 mil cajas de pañales desechables para adultos en los asilos.

En su periplo del próximo año proyectan asistir a San Pedro de Macorís, Higüey y La Romana.

En plena pandemia atendieron más de 800 pacientes en Pimentel donde realizaron 17 cirugías.

En el 2019 asistieron pobladores de La Vega, Bonao y Cotui. En el 2018 estuvieron en Santiago, Puerto Plata y pueblos cercanos.

En 2017 dieron servicios en Pedernales, Enriquillo y Barahona. En 2016 apoyaron a Nagua, Cabrera y Pimentel. En el 2015 dieron asistencia a El Seíbo, Hato Mayor y Sabana de la Mar; antes en San Juan, Las Matas de Farfán, entre otras.



Yanet Féliz

Noticias Relacionadas