El «kimono» de Kim Kardashian: la polémica por la «apropiación cultural» de la tradicional prenda japonesa

0
1
El kimono es una prenda tradicional que tiene siglos de tradición en Japón.

El último emprendimiento de Kim Kardashian no pdría haber hecho más ruido en Japón. Y es que el nombre de su nueva línea de ropa interior, Kimono Intimates, hirió muchas sensibilidades.

Kardashian lanzó el martes una prenda que ella considera que «celebra y estimula la forma y las curvas de la mujer».

Pero los japoneses tomaron las redes sociales para denunciar una falta de respeto a una prenda que tiene una tradición de siglos.

El kimono, una especie de túnica de mangas anchas que se suele atar a la cintura, tiene sus orígenes en el siglo XV.

Considerada la prenda nacional de Japón, en la actualidad solo se usa en ocasiones muy especiales.

«Vestimos los kimonos para celebrar la salud, el crecimiento de los niños, compromisos, matrimonios, graduaciones… y también lo usamos en funerales», le explica a la BBC la japonesa Yuka Ohishi.

«Esa prenda ajustada ni siquiera recuerda a un kimono, ella simplemente eligió la palabra porque empieza por ‘kim-‘. No hay respeto a lo que la prenda significa en nuestra cultura».

Presentational white space

Kardashian registró la marca «Kimono» el año pasado en Estados Unidos. También tiene «Kimono Body», «Kimono Intimates» y «Kimono World».

La ropa interior, diseñada para no provocar marcas bajo la ropa, está disponible en varios colores.

«Tantas veces no pude encontrar un color como el tono de mi piel que necesitábamos una solución», escribió Kardashian en Twitter.

Kardashian

Muchos han arremetido contra que pudiera haber registrado una marca que incluye una palabra de enorme significancia para la cultura japonesa.

Otros se mostraron molestos con que se trate precisamente de una prenda de ropa interior.

Los críticos han popularizado la etiqueta #KimOhNo.

«Me entristece que el nombre ‘kimono’ sea usado para algo completamente diferente de lo que nosotros los japoneses conocemos. Kimono es una prenda tradicional japonesa y estamos muy orgullosos de su historia y cultura. Lo lamento, pero siento que la elección del nombre es simplemente ignorante. #KimOhNo».

Presentational white space

«Guau, @KimKardashian. ¡Gracias por la carnicería de la cultura japonesa! Mi cultura no es un juguete tuyo. No tienes ningún respeto por nadie que no sea de tu familia, ¿cierto? En los 15 años de desarrollo de este proyecto, ¿no encontraste ningún asesor cultural? #KimOhNo #apropiacióncultural».Presentational white space

«Estos son los kimonos de mi abuela. Algunos fueron teñidos y bordados por ella misma. De niña, me encantaba verla en su kimono. Mi abuela, que hace bonitos bordados, es también bella y siempre lo sentí como mágico» #KimOhNo.

Presentational white space

«No robes nuestra cultura» #KimOhNo.

Presentational white space

Otros temieron que la gente pueda empezar a asociar la palabra «kimono» con Kardashian y no con Japón.

«Me parece que ella tiene muchísima influencia en la cultura popular. Me temo que la gente acabe pensando en la palabra kimono como su marca«, dijo Ohishi.

«Imagino que tendrá un efecto en los resultados de las búsquedas en internet, los hashtags, etc., si esta marca se vuelve tan potente como sus aventuras anteriores».

La última marca de Kardashian se muestra como inclusiva en diversidad y tallas, ya que vende desde la XXS a la 4XL. También está disponible en nueve colores.

Pero una experta en kimonos señala que es irónico que la prenda japonesa sea precisamente lo contrario de algo ajustado que marca las formas de la mujer.

«La estética del kimono es elegante y sutil. No revela ni marca la figura. Se envuelve para que la mujer no quede expuesta», comenta la profesora Sheila Cliffe, de la Universidad de mujeres Jumonji.

«Si se convierte en un sostén y se lo llama sari, eso va a molestar a muchos. Muestra una falta de respeto extrema. (El kimono) es una expresión de la identidad japonesa. Esa palabra no puede pertenecer a Kim Kardashian».

Tomado de BBC Mundo

-- publicidad --