El inspector general del servicio exterior - El Día

El inspector general del servicio exterior

El inspector general del servicio exterior

Elías Brache

En el programa de gobierno del presidente Luis Abinader, en lo relativo al Ministerio de Relaciones Exteriores, “Una política exterior para el cambio”, en la página 20 se menciona una figura poco conocida: el inspector general del servicio exterior, la cita específica reza: “pondremos en funcionamiento la Inspectoría General del Servicio Exterior, creada en el Reglamento 142-17, mediante la cual supervisaremos la calidad de los servicios que se brindan en cada una de las misiones, así como el cumplimiento de las normas y procedimientos administrativos, diplomáticos y consulares, entre otros”.

Lo cierto es, que con ciertas variantes esa figura ha existido antes, a nivel familiar tanto mi bisabuelo Elias Brache (embajador extraordinario y plenipotenciario, inspector de embajadas y legaciones) como su hermano Rafael (Fello) Brache (embajador –inspector de embajadas, legaciones y consulados en América), ocuparon esas funciones en su vida diplomática, el primero en el año 1951 y el segundo en 1965.

En el capítulo III artículo 12.15 de la legislación promulgada y citada anteriormente, se detalla el propósito de la Inspectoría General del Servicio Exterior, como sigue:

“Desarrollar labores de inspección técnica y administrativa sobre las funciones y procedimientos de las misiones diplomáticas, consulares y oficinas comerciales, a los fines de que cumplan con un adecuado desempeño acorde con las normas establecidas, así como cualquier otra función asignada por la Ministra o el Ministro”.

Funciones:

  1. a) Confirmar que los métodos de organización, gerencia, procesos y rutinas de servicios son los más eficientes y económicos.
  2. b) Evaluar que las acciones y programas están siendo correctamente conducidos y que las condiciones de trabajo están cumpliéndose.
  3. c) Verificar que las políticas en el manejo de los recursos humanos, presupuesto de gastos, instalaciones físicas, material de trabajo y equipos sean adecuados.
  4. d) Contribuir con la preservación de los bienes muebles e inmuebles de las misiones y oficinas comerciales.
  5. e) Proponer el programa anual de inspecciones.
  6. f) Evaluar los informes realizados por los inspectores antes de ser sometidos a la Ministra o Ministro de Relaciones Exteriores con sus recomendaciones.
  7. g) Expedir las instrucciones necesarias para la buena ejecución de los inspectores.
  8. h) Realizar las inspecciones en coordinación con las demás unidades administrativas interesadas, con excepción de las dispuestas por la Ministra o Ministro de forma especial, con apego a las normas éticas.
  9. i) Estudiar y tramitar cualquier otro asunto que le encomiende la Ministra o el Ministro.

Como se puede deducir, la inspectoría jugaría una función vital a los fines de controlar desmanes y asegurar una gestión acorde con las expectativas prometidas.

En ese sentido, somos de opinión que la designación del inspector general del servicio exterior no debe demorar mucho más, pues tratándose del resurgimiento de dicha figura, sin duda tendrá que implementar e impulsar la misma, y ello tomará tiempo.

Asimismo, y dadas las labores asignadas a esa dependencia, sería aconsejable grosso modo que al inicio el equipo cuente con mínimo el siguiente personal exclusivo de ese departamento:

-El inspector general (embajador que debería ser designado como itinerante por conveniencia del puesto)

-Un experto contable (para verificar las finanzas)

-Un arquitecto o Ingeniero (para evaluar las instalaciones, alquileres y compras de inmuebles, por ejemplo, el actual Consulado de NY)

-Un experto informático (para auditar los sistemas)

-Dos auxiliares (para el tramite diario de la dependencia)

Finalmente, es de esperar que la designación del inspector general del servicio exterior recaiga sobre alguien que posea las herramientas intelectuales, el compromiso ético y la firmeza de velar por el buen desenvolvimiento de nuestras misiones en el exterior; consciente de que su labor será clave en el fortalecimiento de nuestras dependencias en otras latitudes.



Avatar

Elías Brache

Licenciado en Derecho Cum Laude (UNPHU) con estudios de Especialidad en Gobierno y Politicas Publicas (FLACSO) ha ocupado diferentes posiciones dirigenciales en su vida privada y publica incluyendo las de Vice Canciller de la Republica y Gerente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL).