El indiscreto encanto del rock

0
8

En estos días de loops, ordenadores y garage bands, es muy fácil olvidar que la música pop y el rock and roll en especial, fueron forjados por instrumentos de madera y metal. Por ello, el Museo Metropolitano de las Artes en New York- MET- ha montado desde el 8 de abril «Play It Loud», una exposición de las armas sagradas que más o menos pasadas en decibeles, conquistaron las almas y oídos de generaciones.

Desde la guitarra de Chuck Berry con la que interpretó Johnny B. Goode, la destrozada por el impetuoso Pete Townsend de The Who -el primero en hacerlo, un acto performático de largas implicaciones artísticas y sociológicas que merecen en sí mismas un artículo aparte-, haciendo click generacional a la multitalentosa  St. Vincent.  Hay de todo y para todos.

edwin-cruz
El montaje conceptual de «Play It Loud» corre por cuenta del curador del MET Jayson Kerr Dobney y el miembro del Salón de la Fama del Rock And Roll Graig Inciardi. Ellos han dividido el evento en diversos segmentos, como los Guitar Gods: aquellos prodigios del solo guitarrero. Los incansables creativos. Jimi Hendrix, Eric Clapton, Eddie Van Halen, entre otros. También están los del parnaso de guitarra rítmica como Keith Richards, el poder soul-RB-neopsicodélico de Prince, entre otras secciones.

Delirante resultó para quien suscribe ver en cuatro pantallas bien montadas y sonorizadas independientemente, clips de lecciones en vídeo y experiencias con sus guitarrasal arquitecto sonoro y conceptual de Led Zeppelin Jimmy Page («yo no elegí la guitarra, la guitarra me eligió»); el auténtico adepto al multiefecto Tom Morello (Rage Against The Machine, Audioslave) y en contrapunto, el sonido sin distorsión característico de Keith Richards. Completa el exhibidor Eddie Van Halen, cuyo extracto de “Eruption”, su mítico solo, devuelve directo al goce inconsciente. Casi de pre-púber.

No solo hay un patriarcado de guitarras: las baterías de antípodas rítmicas como Ringo Starr (Beatles) y Lars Ulrich (Metallica); el clásico piano de Jerry Lee Lewis hermanado al teclado futurista que Lady Gaga tocó en televisión para presentar «ARTPOP», personalizado con una carcasa transparente de luces LED, y llegando a distintas culturas, como demuestra el sitar del músico y compositor indio Ravi Shankar, «maestro» del instrumento.

“Play It Loud” está diseñada para disparar pasiones evocadoras a los amantes del rock. Pero trayendo un poco la razón de vuelta, se puede afirmar tajantemente que de él sigue perdurando la actitud transgresora, la que se  extrapola a cualquier género que ha sido afectado por su influjo. Por su leyenda, se exhibe en un museo de grandes tesoros de la civilización.

Fecha: Abril 8 hasta octubre 1 de  2019. Play It Loud. Museo de las Artes Metropolitanas De New York.

-- publicidad --