El gobierno de Abinader ha sido salpicado por casos no heredados

Justicia. Solo el caso de la Lotería Nacional ha sido judicializado y con exfuncionarios en prisión. Cancelaciones. Varios servidores han sido destituidos.

119
El presidente Luis Abinader

SANTO DOMINGO.- En su primer año de gestión el gobierno de Luis Abinader ha tenido que enfrentar casos de corrupción de sus propios funcionarios, conjuntamente con las operaciones que han llevado al banquillo de los acusados a exservidores de la gestión anterior que hoy están en prisión.

Entre los funcionarios designados por el presidente Abinader por los que ha tenido que derogar los decretos para sustituirlos, está Víctor Miguel Polanco Severino, un exviceministro de Interior y Policía que a los tres meses de su nombramiento se vio envuelto en un caso por supuesta corrupción en la Dirección de Control de Porte y Tenencia de Armas de Fuego.

En esa dirección se denunció que se cometían irregularidades en los permisos para porte y tenencia de armas, por lo que no solo fue Polanco Severino el cancelado, sino que otros 52 empleados también fueron separados de sus funciones.

La exministra de la Juventud, Kimberly Taveras, tuvo la participación más efímera en el gobierno, hasta ahora, debido a que no pudo completar dos meses ejerciendo la función.
Taveras, una reconocida dirigente perremeísta que a los 22 años llegó a ser directora del distrito municipal La Guáyiga, por el Partido Revolucionario Dominicano, fue suspendida como ministra por el presidente Luis Abinader, luego de que en un reportaje de la periodista Nuria Piera se cuestionara la fortuna de la funcionaria, quien declaró como patrimonio más de cien millones.

En febrero pasado generó ruidos negativos un proceso realizado por el Ministerio de Salud Pública para licitación de jeringuillas, las cuales se adquirirían a 25 pesos la unidad, representando una sobrevaluación superior al 400 %, ya que el precio en el mercado era de 4.70.

Tras el escándalo por la licitación de urgencia el proceso fue cancelado, y el ministro Plutarco Arias, reconoció que las jeringas se podían conseguir a un precio más bajo. Más adelante, la noche del 26 de febrero, el presidente Abinader destituyó al ministro de Salud, designando en la posición a Daniel Rivera.

El caso de la Lotería Nacional ha sido hasta ahora el de mayor impacto de la actual gestión, y es el único por el que hay funcionarios de este gobierno ante la justicia y están bajo prisión preventiva. Se trató de un fraude millonario en el que las investigaciones del Ministerio Público arrojaron que el exadministrador Luis Michel Dicent estuvo involucrado.

-- publicidad --