El Estado y sociedad fallaron en plan de protección de los niños - El Día Nacionales

El Estado y sociedad fallaron en plan de protección de los niños

El Estado y sociedad fallaron en plan de protección de los niños

El director del periódico EL DÍA, José P. Monegro, mientras entrevistaba a la nueva directora del Conani, Paula Disla, para Coloquios de EL DÍA. ELIESER TAPIA.

SANTO DOMINGO.-La directora del Consejo Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes (Conani), Paula Disla, aseguró que el sistema y la sociedad dominicana fracasaron en la ejecución del plan para el rescate de los niños y adolescentes en situación de calle.

La causa de este fracaso se asocia, a su juicio, a la dispersión de las acciones en favor de los niños y a la falta de personal técnico para la vigilancia diaria.

“Hay tantos programas buenos pero están dispersos. Además, solo se cuenta con un técnico que vigila a niños en la calle a nivel nacional”, dijo.

Angeli Páez, los periodistas Senabri Silvestre, José P. Monegro, Miguel Febles y Johanna Matos junto Paula Disla. Elieser tapia

Centralizar acciones
Afirmó que el programa sobre la niñez del gobierno de Luis Abinader se enfoca en centralizar estas acciones en la dirección de Conani y que sea solo esa entidad que lo dirija. “Existen muchos programas similares en otros ministerios, como la Digepep, la Vicepresidencia y otros, los cuales serán reubicados en Conani”, dijo la funcionaria.

Todos esos programas están paralizados y serán reformulados adjunto a los actores involucrados, dijo.

A su juicio, los planes de trabajo que se ejecutan no están orientados en las necesidades reales de los niños. “El niño de la calle no solo tiene hambre o está sediento, es un niño que consume drogas o que asesina, por tanto necesita un manejo psiquiátrico, biológico, sicológico, educativo y social”, enfatizó.

Inspiración de trabajo
En el personaje de “María Moñitos”, Paula Disla encontró inspiración para resolver situaciones que con la lógica adulta empleada en temas de la niñez no se pueden lograr.

“María Moñitos”, la niña morena con la cabeza llena de moñitos de la televisión de los 90, surge de una reflexión sobre la necesidad de los niños dominicanos, sobre todo las niñas, de sentirse representados en el arte en aquel entonces.

Afirmó que la televisión dominicana está falta de un relevo generacional que cree sus propios personajes infantiles, porque los niños están siendo influenciados por contenidos para adultos.

“Todo lo relacionado a los niños se afectó y los recursos de entretención audiovisial infantil se entregaron a la tecnología, dándoles libertad a que consuman contenidos de adultos”, aseveró Disla.

En ese sentido afirmó que el reto del Estado y la sociedad es volver a fomentar los valores de la persona desde los primeros años de vida, a través de la creación de nuevas plataformas y espacios en los medios de comunicación, para la producción de programas infantiles educativos. “Por ello hago un llamado a los dueños de medios a aunar esfuerzos para el fomento de ideas que refuercen los valores educativos”, expresó.

Sociedad debe revisarse
En cuanto a casos sonados de muertes de niños, como el asesinato de Liz María Sánchez, de nueve años, cuyo cuerpo no ha sido encontrado, refirió que la sociedad debe pensar y autocriticarse para determinar qué ha hecho para que estos sucesos continúen ocurriendo.

“Nos hemos vuelto un muro muy duro de hipocresía y doble moral al creer en la práctica de una falsa bondad dirigida a limpiarse la culpa regalando dinero a un niño de la calle. Con esto solo aportamos a que continúen en las mismas condiciones”, manifestó Disla.

Sociedad tiene culpa
Afirmó que toda la sociedad es culpable de muchas de las situaciones que acontecen, aunque a su juicio la mayor responsabilidad recae sobre el Estado.

No obstante, criticó que en casos como el de Liz María, la sociedad primero señala a la madre, sin saber el trasfondo, pero, “aunque no hay nada que justifique dejar solo a un niño, existe una realidad que obliga a algunos padres a cometer faltas”.

Por tal razón es partidaria de que se desnude esta sociedad machista para que comprenda que cuando se castiga a la madre se está apoyando a un padre irresponsable.

Trabajo afectivo
Desde la perspectiva de Disla, los primeros pasos para crear un cambio en la niñez es fomentar vínculos afectivos en los Hogares de Paso que dirige la entidad. Por ello, busca reforzar este aspecto contratando más personal.

“Por ejemplo, nosotros contratamos una psicóloga solo para dar abrazos en uno de los hogares de niños de 0 a 2 años”, agregó.

Disla cuenta a EL DÍA que durante el primer día de trabajo la profesional cargó a un bebé y mientras lo mecía le cantaba una canción infantil.

Dicho gesto eclipsó los llantos de todos los demás niños, quienes levantaron su cabeza para alcanzar a ver de dónde provenía la voz que cantaba.

“El impacto de un abrazo en un niño que en su ficha de vida su madre lo votó porque no tiene los dos brazos, es muy favorable para su crecimiento”, argumentó.

Parte de los planes de trabajo de la funcionaria, es crear un voluntariado que realice este tipo de trabajo en uno de los 18 Hogares de Paso que poseen.

Para eso agiliza algunos encuentros con las escuelas de psiquiatría del país, a fin de involucrar a estos profesionales en la parte de cuidado infantil.

Trabajo de Conani

—Asistencia escolar
Paula Disla tiene claro que Conani debe vigilar que los niños vayan a la escuela y buscar la manera de cubrir los obstáculos que impiden que cumplan con ese deber. Es Conani que debe hacer ese trabajo.

Presupuesto Conani

0.9% Del presupuesto nacional.
Es el presupuesto que maneje el Conani, sin embargo la ley prevé el dos por ciento.



Johanna Matos

Johanna Matos