El debate se resiste a aterrizar en la cultura electoral dominicana

Negativa. Hasta la fecha en el país no se ha celebrado un evento de ese tipo entre candidatos presidenciales. Aspiraciones. Su realización ha sido sueño de organizaciones de la sociedad civil.

181

SANTO DOMINGO.-En los albores de las elecciones presidenciales de 1996 el país estrenaba el sistema de la doble vuelta en el que se establecía que para ganar en la primera votación había que obtener la mitad más uno de los votos y si nadie lo lograba, entonces irían a un nuevo proceso los dos candidatos que obtuvieran la mayor votación.

También era la primera vez desde la muerte de Rafael Leónidas Trujillo que se celebraban unas elecciones en las que no participaban Joaquín Balaguer o Juan Bosch.

Otra novedad era la presencia de Leonel Fernández en el escenario electoral como candidato presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana frente al tercer titán de la política en ese momento, el líder de masas José Francisco Peña Gómez.

El legendario líder perredeísta acudía a ese certamen luego de haber librado una larga batalla contra Balaguer a raíz de sus denuncias de fraude en las elecciones 1994 y que llevó al país a su mayor crisis post electoral de la historia.

La misma se solucionó con la firma de un denominado «Pacto por la Democracia», que permitió una reforma constitucional en la que se instauró el sistema de doble vuelta electoral, se creó el Consejo Nacional de la Magistratura y se convocó elecciones presidenciales adelantadas, separándolas de las congresuales y municipales.

Peña y la doble vuelta
Con ese telón todas las encuestas daban a Peña Gómez ganador de la primera vuelta electoral, pero también quedaba la duda de que pudiera sobrepasar el 50 por ciento más uno.

Sin embargo, aún así, Peña Gómez lucía imbatible frente a un debutante Leonel Fernández.
El entonces candidato peledeísta hizo grandes esfuerzos por polarizar con Peña Gómez y sacar de la primacía al candidato del Partido Reformista Social Cristiano, Jacinto Peynado, que en ese momento era vicepresidente de Joaquín Balaguer.

En el marco de esa estrategia, Fernández retó a Peña Gómez a un debate y hasta un comercial de televisión preparó su equipo de campaña en el que se veía un podium vacío simbolizando la ausencia del candidato del Partido Revolucionario Dominicano en la confrontación.

Peña conceptualizaba
La negativa de Peña Gómez no era por dificultades para conceptualizar o para abordar temas nacionales o internacionales, pues sus capacidades eran ampliamente reconocidas hasta por sus adversarios.

Su motivación era que entendía que desde su cómoda posición, ponerse a debatir con Fernández haría que el candidato peledeísta subiera a su sitial.

No contaba con el «Frente Patriótico» en el que Balaguer le endosó el respaldo a Leonel Fernández y propició que Peña Gómez se quedara corto en la segunda vuelta y apenas obtuviera el 49 por ciento de los votos, con lo que Fernández llegó a la Presidencia por primera vez.

Debates no celebrados
Esa campaña puso en el tapete el tema del debate presidencial, pero no se llegó a celebrar, manteniendo ese tipo de eventos fuera del escenario electoral.

República Dominicana nunca ha tenido un debate entre candidatos presidenciales a pesar de los esfuerzos.

Lo más cercano ha sido que cada candidato exponga sus propuestas en los mismos escenarios, aunque en días distintos, siendo los más destacados los almuerzos de la Cámara Americana de Comercio y en los últimos procesos la Asociación de Industrias.

Rezagados
La no realización del debate de los candidatos presidenciales auspiciado por ANJE ratifica la percepción creciente de la ciudadanía de que nuestro sistema de partidos no está a la altura de la democracia que demanda la sociedad, ni está tomando las medidas necesarias para reforzar la calidad de nuestro régimen democrático.

Mientras en muchos países del mundo los debates representan una oportunidad para que los ciudadanos refuercen su decisión de voto, en la República Dominicana la mayoría de los candidatos rehúye la confrontación de las ideas y asumir un compromiso abierto ante sus electores.

Pese a esta triste realidad la ciudadanía debe seguir insistiendo en que los candidatos expresen de forma transparente y sin cortapisas sus prioridades de gobierno, en qué invertirán los recursos del Estado y cómo trabajarán para que la sociedad y el Gobierno se unan en programas y políticas públicas que sean verdaderas soluciones a nuestras debilidades.

FINJUS invitará próximamente a estos candidatos a exponer sus planes en materia institucional, cómo mejorar la seguridad ciudadana y reforzar el acceso pleno a la justicia.

La “Propuesta de los candidatos”
Política. Lo más parecido a un debate presidencial en el país es lo que desde hace cuatro elecciones viene realizando el Grupo de Comunicaciones Corripio en la que un día un candidato se somete a las preguntas de los ejecutivos periodísticos de ese grupo en rondas de preguntas que agotan temas de interés nacional.

Cada candidato va solo un día en las entrevistas que se realizan de manera consecutiva, los cuales han estado bajo la conducción de Juan Bolívar Díaz y Huchi Lora, las principales figuras periodísticas de los programas Uno más Uno y El Día, que se transmiten por los canales Teleantillas y Telesistema.

Participan ejecutivos periodísticos de esos dos canales, así como de los periódicos EL DÍA, Hoy, EL Nacional, el canal Coral y la emisora La Nota.

Este año se contempla su realización con la incorporación del Listín Diario al grupo de medios que participarán.

Este año la serie de programas especiales se realizarán a partir del martes 23 hasta el viernes 26 de junio. Han sido invitado los candidatos presidenciales Guillermo Moreno, Leonel Fernández, Gonzalo Castillo y Luis Abinader.

El objetivo es conseguir que expongan las líneas fundamentales de sus programas de gobierno para mejor edificación de los electores..

Las entrevistas se transmitirán de 7:00 de la mañana a 9:00 de la mañana por los canales Teleantillas, Telesistema, Coral, las emisoras HIJB y La Nota y por en vivo también por las plataformas digitales de los periódicos EL DÍA, Hoy, El Nacional y Listín Diario.

-- publicidad --