El coronavirus pone al desnudo debilidades del país - El Día Nacionales

El coronavirus pone al desnudo debilidades del país

El coronavirus pone al desnudo debilidades del país

Ingeniero Wáscar Herrera es profesor de la UASD.

SANTO DOMINGO.-La pandemia del Coronavirus (COVID-19) ha puesto al desnudo una serie de fallas en el país en áreas como la educación, tecnología y salud, al tiempo que invita a una reflexión sobre el manejo del tema aborto, aspecto ambiental y sobre la conducta humana, entre otros aspectos.

Así lo han puesto en contexto profesionales de distintas áreas, y el padre Luis Rosario, quienes dan una mirada desde sus perspectivas, sobre la forma en que la sociedad dominicana ha quedado “entrampada” en esta coyuntura, como es el caso del mal uso que se viene dando a la tecnología y el revés de una campaña de higiene que carece del recurso básico como el agua y las informaciones para que la misma no tenga efectos secundarios en la salud.

Ven necesario dar prioridad al servicio de agua, refugios y hospitales para evitar la marginalidad social.

Tecnología vs. Ingeniería

Ingeniero Wáscar Herrera, profesor de la UASD.

Para el ingeniero civil y profesor de esa carrera en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Wáscar Herrera, el COVID 19, como enfermedad es una realidad que no se puede “soslayar”. A su juicio, el coronavirus va dejando un mal sabor en cuanto a la capacidad tecnológica existente en el país.

“Hay una debilidad muy grande, hemos usado la tecnología fundamentalmente para trivialidades y no la hemos utilizado en la parte práctica del trabajo de ingeniería, hoy por hoy no podemos seguir desarrollando una vida normal con esta, estamos entrampados y como ejemplo pongo el área académica”, expresó el catedrático.

El académico, que imparte docencia en la UASD desde 1995, sostiene que aunque se hable de avance, no existe la capacidad instalada, y se usa la tecnología para chatear, para tratar farándula, pero el enfoque crítico profesional, ha fallado.

Consideró que no es cierto que la UASD esté en capacidad de instalar un programa virtual para darle continuidad al semestre, poniendo de manifiesto la cantidad de estudiantes que no tienen a mano la tecnología y de profesores que no manejan el sistema para hacer uso de la plataforma virtual.

“La UASD se ha descuidado muchísimo con lo que es la educación de sus académicos y de mantenerlos actualizados”, dijo el ingeniero con maestría en administración y postgrado en el área de la construcción, quien afirmó que en su área tampoco los profesionales  tienen cultura de respetar este tipo de eventos.

Significó que si no hubiese sido por las imposiciones que se han dado a nivel mundial, todas las obras estuvieran abiertas y los trabajadores en labores. No obstante, afirma que se avanza poco a poco.

En el renglón de la ingeniería ve necesario priorizar el servicio de agua potable, construcciones que sirven de refugio para atender la enfermedad, como son los hospitales y si es necesario habilitar espacios disponibles con ese fin y mantenerlos por siempre en este proceso.

Perspectiva desde la fe

EL padre Luis Rosario.

Aunque se trata de un tema de salud y no de religión, el padre Luis Rosario, director de “Muchachos y Muchachas con Don Bosco”, relaciona la pandemia del COVID 19 con la parte espiritual, que es lo que a su entender hace al ser humano de una lectura bajo el punto de vista teológico, desde la perspectiva de la fe en Dios.

“Esto significa que quien tiene fe, vive estos momentos de perplegidad a nivel mundial con un sentido de paz interior, son inversamente relativa la paz interior y la perturbación, es decir, mientras mas grande sea tu paz y por lo tanto tu fe y el sentido de confianza en Dios, más baja será la perturbación y la ansiedad que provoque cualquier tipo de acontecimiento”, reflexionó el religioso.

Dijo que mientras mas uno vive la fe de manera coherente, menos se dejará crear ansiedad por los acontecimientos que convulsionan a los seres humanos, sea de forma armoniosa o de desesperación. De ahí que el que no condiciona la vida desde la perspectiva de la fe en Dios, entonces se desespera por lo que es importante tener pendiente que Dios esta por encima de todas las cosas.

No obstante, Rosario, quien dirige Radio Juventud Don Bosco, pone en contexto y se pregunta si se estará pasando de la guerra convencional a la biológica, entonces habría que darle otra lectura: Desde la maldad o la bondad humana de las personas que respeta o irrespeta la vida.

“Si somos coherente nos da pie para reformular nuestra visión sobre el respeto a la vida en cualquier circunstancia, la temática del aborto puede ser analizada a la luz de estos acontecimientos. Hay que calcular por ejemplo que en el mundo se producen más de cincuenta (50) millones de aborto al año que se puedan contabilizar y habría que preguntarse con esta situación cuantas personas podrían morir, seria mínimo respeto a ese crimen que se esta cometiendo todos los años”, comenta el padre Rosario.

Esta situación, dijo se da bajo la mirada indiferente de las autoridades que están en el poder a nivel nacional e internacional, quienes ahora están buscando medidas urgentes para contrarrestar esta problemática.

Rosario, entiende que las autoridades en el país y el exterior se han movilizado adecuadamente en la búsqueda de solución al virus, lo que no significa que las medidas en sentido general sean coherentes, al margen de nivel individual cada quien procure cuidado.

En el caso del aborto, deplora que se le busca una respuesta negativa, como es la despenalización y eso no entra en ninguna mente humana que tenga dos dedos de frente”.

Tras reconocer los esfuerzos del Estado en mejorar el sistema sanitario, dijo que hay que continuar mejorándolo porque surgen enfermedades nuevas, entiende que se debe democratizar el sistema de salud para que nadie se quede al margen en especial los de menos recursos.

Otro aspectos importantes que el Gobierno debe priorizar, según Rosario es la alimentación adecuada y proporcionada a la población y ayudar a otros países en la producción, como además la parte mejorar la educación y muy fundamentalmente que las escuelas ayuden a pensar, que las escuelas no se conviertan en una especie de adoctrinamiento como si se tratase de un ejército y que enseñen a socializar y amar.

Recordó que seres humanos deben apoyarse especialmente en los momentos de mayores dificultades; reconoce que las debilidades se dan aquí, igual se registran en otros países.
Mirada ambiental

En su condición de ambientalista, Luis Carvajal, miembro de la Academia de Ciencias de la República Dominicana, observa ante la presencia del COVID 19 las recomendaciones, como deber ser, de lavarse y frote las manos debajo de la llave con agua y jabón. Sin embargo, le preocupa que hay enorme cantidad de familias a la que no les llega o dura más de de tres días y una semana para abastecerse del liquido.

Luis Carvajal, ambientalista

“Tenemos un alto nivel de hacinamiento en los barrios populares y lo tercero es que mucha gente no solo comparten habitaciones, sino también camas, otro aspecto es que hay un pésimo servicio y exposición de basura especialmente en esos sectores, las personas de esos lugares no tienen recursos acumulados y no pueden comprar comida por un mes, consiguen lo del día o la semana como mucho”, refiere Carvajal tras imaginar lo que podría venir.

Haciendo una proyección positiva en el aspecto ambiental, Carvajal sostiene que aunque no se han medido aun indicadores ambientales como son la disminución del cese de la emisión de monóxido de carbono por el no uso de vehículos de motor y las actividades industriales tienen un impacto positivo. Entiende que es temprano para medir mejoría.

“Todavía no existen reportes de lugares como México, Nueva York y ciudades europeas que tienen un monitoreo de calidad del aire y por alguna razón los datos de las actividades se han frenado, igual la liberación de compuestos orgánicos volátiles”, comento el especialista.

Un elemento preocupante para Carvajal en República Dominicana es que en las casas se puede estar dando una exposición a cloro y otras sustancias dañinas a los humanos, ante la falta de informaciones para su uso adecuado.

“He escuchado mucho: use dos curaditas de cloro, pero no le especifican a la gente que esta debe ser plástica y no usar cloro en envase metálico ya que los efectos de la combinación clorometálica tienen efectos perjudiciales a la salud, o sea que la desinfección puede llevar a efectos contaminantes”, explico Calvijar tras hacer una proyección de que el COVID tendrá un gran impacto en la sociedad tomando en cuenta lo que ha ocurrido en otras ciudades.

El profesional pondera el aislamiento social para limitar la propagación del virus, a que evita la propagación explosiva del mismo porque el sistema sanitario está colapsado, pero sería intolerante tener por ejemplo 500 personas en cuidados intensivos.

Se queja de que la gente se lleve de las informaciones servidas en las redes sociales, carentes de veracidad, además de exhortar a tener cuidado con los sistemas de desinfección para que no se conviertan en problema de salud que generen morbilidad. En el caso del uso de mascarillas tener pendiente en no reusarla o en su defecto desinfectar las que sean lavables.

“Un elemento peligroso son las automedicaciones, tanto buscando resistencia como para incrementar la capacidad la defensa del organismo; pensar en un grupo de alternativas caseras te llevar a la toxitosidad medicamentosa, como una falsa protección, y esa es uno de los grandes riesgos del dominicano que cualquier compadre o comadre te da una receta”, concluyó Carvajal.

Añadió que otro aspecto delicado es la acumulación de productos almacenados, perecederos o no y otros que son enlatados, que se pueden convertir en un riesgo para la salud.

Manejo emocional

En la parte emocional, Xiomara Lora Del Monte, psicóloga, Consteladora familiar, afirma que la lectura que se da al COVID-19 puede ser muy amplia especialmente desde la parte familia por la forma casi de holocausto en que ha tocado a contaminado a la humanidad, vino a tocar el corazón de la gente.

Xiomara Lora del Monte

“Por ejemplo, antes del corona virus los padres e hijos, hermanos entre otros miembros de la familia no tenían tiempo para verse o expresar sus angustias, tristezas, alegrías, sentimientos, no había tiempo para compartir ni hacer nada en familia porque el trajín del trabajo y el afán de producir el sustento de la familia fue arropando a todos, igual las personas que querían tocar un instrumento manifestar algún talento, ver a su pareja en casa”, plantea la profesional del Centro de Integración Humana (LOXIM CIH).

Dijo que, a partir de ahora, habrá un antes y un después.

Mientras concluye la cuarentena, explica que hay muchas actividades que se pueden desarrollar en familia, como es encargarse de ordenar las áreas de la casa, bailar, leer, jugar, poder quedarse en la mesa después de consumir los alimentos.

 

Para Lora Del Monte, es un tiempo para reflexionar, hacer un alto en el camino, porque las cosas materiales no nos ayudan a conservar la vida, para ella lo mas importante es la familia, dice que, estar junto a la familia pudiera disminuir la violencia, dice, además que tanto los hombres como las mujeres pueden elegir relacionarse diferente de aquí en lo adelante, porque cuando esta en riesgo la vida lo mas valioso, el impulso es conservarla.

“Agrega que, en nuestro país, todo lo tomamos a la ligera, alegre, hacemos chistes de la desgracia, no respetamos el dolor, lo cubrimos con una falsa, eufórica e incontrolable alegría y actuamos como robot, hay desvinculación de la esencia del ser humano como tal”, comenta la profesional al tiempo de opinar que la pandemia ha enviado a la gente a la casa, no sólo al hogar físico sino también al hogar del corazón y a reflexionar.

Siente que habrá menos pleitos y menos motivos porque encolerizarse, porque lo sucedido es    como una revolución a pesar de ser muy lamentable y triste ha venido a poner a la gente de frente, repite, lo material no conserva la vida, muestra lo valioso que son los profesionales de la salud, de la educación en estos casos son los que se ocupan de estas situaciones.

Llamo a valorarse y crear conciencia del origen de la vida, atesorar cada gota de agua, cada gramo de alimento, porque vemos que la pandemia en cuestión de minutos se puede caer sin esperanza de vivir, el COVID-19 ha venido a enseñar la necesidad de armonizar y convivir con la naturaleza.

Esta pandemia esta llamando a que volvamos a lo sano y a que se valore la vida, como también a agradecer y orar por los que ponen en riesgo sus vidas para salvar e informar a otros.



Yanet Féliz

Yanet Féliz

Noticias Relacionadas