Martes, 21 de mayo, 2019 | 7:07 pm

El Congreso de EEUU se va de vacaciones con varias asignaturas pendientes

congreso
congreso


 Washington.– El Congreso de Estados Unidos entró hoy en su receso de verano, de siete semanas, sin aprobar varias leyes que apremiaban al Legislativo, como los fondos de emergencia para financiar la lucha contra el virus del Zika o un nuevo proyecto sobre el control de armas.

Los legisladores no se pusieron de acuerdo sobre el texto legislativo con el que pretendían dotar de 1.100 millones de dólares a las agencias federales para combatir el virus, ya que los demócratas del Senado rechazaron que la ley incluyera una disposición para retirar fondos a la organización de planificación familiar Planned Parenthood.

Aunque la Casa Blanca había solicitado una financiación de 1.900 millones de dólares para luchar contra la enfermedad, especialmente ante la llegada del verano y el consecuente aumento de las probabilidades de que este se extienda, los senadores demócratas se opusieron a la ley que ya había sido aprobada por la Cámara baja.

Además de retirar los fondos a dicha organización, el texto legislativo relajaba las regulaciones sobre el agua, algo a lo que los demócratas tampoco están dispuestos.

Ante la situación, el presidente del Comité de Asignaciones de la Cámara baja, el republicano Hal Rogers, junto con el presidente de Asignaciones del Senado, Thad Cochran, enviaron hoy una carta conjunta al presidente Barack Obama pidiendo acción a la Casa Blanca sobre la financiación sobre el zika.

La Casa Blanca debería “utilizar agresivamente los fondos ya disponibles para montar una fuerte defensa contra el virus”, apuntaron los republicanos, ante la propagación de la enfermedad a través del mosquito transmisor con las altas temperaturas.

“Los republicanos prefieren sus vacaciones en vez de proteger a las mujeres embarazadas y a sus bebés de terribles malformaciones congénitas que pueden ser prevenidas”, consideró sin embargo el líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid, quien dice no estar dispuesto a que se utilice con motivos políticos la ley para financiar la lucha contra el virus.

Asimismo, en el pleno del Senado recordó que las vacaciones que comienzan hoy para los congresistas son las más largas en 60 años y advirtió que quedan otras asignaturas pendientes como la financiación de todo el Gobierno federal, para la que solo tendrán menos de un mes a su regreso si quieren evitar un cierre parcial de la Administración.

Por otra parte, demócratas y republicanos tampoco se pusieron de acuerdo para abordar el control de armas, de especial actualidad tras las matanzas de Orlando (Florida) y Dallas (Texas), ya que los conservadores quieren aprobar una legislación que a la oposición le parece demasiado laxa.

Por su parte, los demócratas piden que se apruebe un texto legislativo que impida a aquellas personas investigadas por las agencias federales por crímenes poder comprar un arma libremente.

Noticias Relacionadas