El alza de precios de los combustibles disemina la crisis energética

El alza de precios de los combustibles disemina la crisis energética

El alza de precios de los combustibles disemina la crisis energética

Santo Domingo.-El mundo esperaba con ansias la anhelada recuperación económica que borrara las altas de tasas de desempleo y pérdidas de producción y riqueza generadas por la pandemia, pero no se imaginó que el empuje sería tan severo que amenazaría con crear otra crisis aun peor: la crisis energética.

En efecto, el mundo está siendo víctima del incremento inesperado de los precios de los combustibles, en especial del carbón y el Gas, lo cual está generando apagones por doquier y alza de precios, agravando la inflación, ya afectada por problemas de logística y el aumento de los commodities.

El gas natural, que representa el 31 % de la matriz energética de la República Dominicana, ha subido a nivel mundial un 153.7 % este año al pasar de 2.04 a 5.18 dólares el millón de BTU entre septiembre de 2020 y el mismo mes de este año, y se proyecta que seguirá aumentando hasta que pase el invierno.

Por eso los precios de ese combustible subieron más de 360 % en toda Europa, aumentando de 16 euros por hora en enero a 75 euros a mediados de septiembre, según el Servicio Holandés de Transferencia de Títulos, principal referente de ese producto en esa zona.

Debido a esto, el costo medio de la electricidad en España aumentó de 85 euros por megavatio/hora en julio a 188.18 euros en este mes de septiembre, provocando alarma social. En Italia subió a 145,21 euros/MWh y Alemania a (138,29).

El carbón
Pasa lo mismo con el Carbón, que junto al gas natural sigue suministrando más del 35 % de la producción total de la UE. Su precio subió de 45.15 dolares la tonelada en enero de este año a 60.65 dólares el pasado 25 de septiembre.

Esta combinación ha generado una enorme crisis energética en China, cuya dependencia de este combustible representa cerca del 60 % de la energía del país. El gigante asiático se ha complicado bastante por mantener una política de restricción de ese combustible con miras a lograr un nivel de carbón neutral al año 2060.

Esto, sumando a la creciente demanda del comercio internacional y el clima extremo han provocado escasez en cinco provincias, dejando apagones y el cierre de producción de varias empresas importantes para el aparato productivo nacional, que no podrán cumplir con los pedidos de sus clientes del mundo.

Efectos locales
A la subida del gas y el carbón se suma el aumento de los precios del petróleo, que se disparó de 47 dólares por barril en diciembre 2020 a 75 en este mes de septiembre.

Lo anterior sobrepasa por mucho el estimado de 64 dólares al que el Gobierno esperaba pagar el barril de petróleo este año, según el Presupuesto de la Nación, poniendo en un serio problema las finanzas públicas. Esto explica, en parte, el aumento de los apagones en el país y la noticia de que se aumentará la tarifa eléctrica en octubre.

Alza del petróleo

1,500 Millones dólares.
Será el sacrificio que el Gobierno tendrá que asumir de manera adicional para cubrir la factura petrolera.

Rápido crecimiento PIB presiona energía al alza
Aprieto. El alza de los combustibles a nivel internacional está incidiendo en la inflación en el país, advierte el economita Henri Hebrard, lo cual podría frenar el crecimiento económico local.

“La situación es bastante complicada en este momento y no se espera que los precios bajen hasta mediados del 2022”, indicó el economista.

A su juicio, esta crisis energética ha sido provocada por el rápido crecimiento económico, por el lado del consumo; en tanto que por el lado de la oferta el problema está en que la crisis del covid provocó la desaparición de muchas empresas.



Senabri Silvestre

Senabri Silvestre

Editora de Nacionales del Periódico El DÍA, amante de Dios y de mi familia.