Miércoles, 19 de junio, 2019 | 9:10 pm

El aborto y la dignidad humana



¿Doctor, está usted de acuerdo con la despenalización del aborto?

Soy de criterio que sí procede su despenalización, pero, con las regulaciones y excepciones señaladas por el Poder Ejecutivo al recién Código Penal dominicano. Es importante precisar que la Constitución dominicana descansa sobre el firme fundamento del “respeto a la dignidad humana”. En ese sentido, cualquier otro derecho fundamental consignado en la misma Carta Magna, debe coincidir con dicho fundamento.

Establece la propia Constitución que “la dignidad del ser humano es sagrada, innata e inviolable; su respeto y protección constituyen una responsabilidad esencial de los poderes públicos”. Ahora bien, preguntamos, ¿quedar embarazada de un padre, de un hermano, o de un abuelo, sería algo digno para la mujer?, ¿estar obligada a dar a luz un feto concebido por un violador o secuestrador, garantiza su dignidad? En ninguno de estos casos la dignidad de la mujer está garantizada si ella no desea continuar con dicha fecundación.

Los juristas que sostienen que el texto constitucional no establece excepciones a la inviolabilidad de la vida al consagrar que “el derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte”, y que por consiguiente, la ley adjetiva no puede hacerlo, olvidan el propio basamento de ese derecho invocado, que siempre lo será, el respeto a la dignidad humana.

Por tales motivos, consideramos son sabias las modulaciones propuestas por el Poder Ejecutivo para la interrupción del embarazo. ¡El congreso debe aprobarlas!

Pueden escribirnos a: consultealjurista@gmail.com o llamar al teléfono 809-274-8020.

Carlos Eduardo Tavárez Guerrero

Publicidad